Diputado Nelson Rodríguez le planteó al intendente Enrique Antía solicitar una entrevista con el Presidente de la República.

Nelson Rodríguez, Diputado del Partido Nacional (UNION Y CAMBIO – TODOS),  le planteó al Intendente Ing. Agr. Enrique Antía  analizar una agenda común, en conjunto con todos los legisladores de Maldonado, sobre la situación del Departamento, en temas como Vivienda, Salud, Seguridad, Trabajo, etc. y solicitar una reunión con el Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, a los efectos de ponerlo en conocimiento de los principales problemas del Departamento de Maldonado y poder trabajar en conjunto con el Gobierno Nacional para solucionar los mismos.

El planteo fue hecho por Nelson Rodríguez en el marco de la reunión convocada por el Intendente Enrique Antía con todos los legisladores del Departamento a efectos de analizar a situación de CEREMA.

Pablo Da Silveira: “Lo de nuestra educación no es un problema, es una tragedia”

El integrante del Centro de Estudios del Partido Nacional, Pablo Da Silveira, analizó en El Espectador la situación actual en materia de educación en Uruguay. Sobre esto dijo que “es de las peores cosas que le han pasado al país en muchisimos años”.

“Es una tragedia para hoy y mañana, porque muchos estudios muestran en varias partes del mundo que el funcionamiento del sistema educativo es un buen pronosticador del funcionmamiento de la sociedad a 15 o 20 años. Si seguimos teniendo mala calidad, vamos a tener una sociedad excluyente, con dificultades para asegurarse su propio sustento productivo”, opinó Da Silveira en diálogo con Daniel Castro.

Fuente: Radio El Espectador 

Foto: Javier Calvelo

Con el apoyo unánime.

Hace pocos días el Parlamento aprobó la Rendición de Cuentas correspondiente al ejercicio 2014. Desde el Frente Amplio se hizo una entusiasta defensa de la gestión. Se exaltaron las virtudes de un gobierno que habría logrado importantes avances en el desarrollo social y en el fortalecimiento de la economía. No terminamos de sorprendernos ante los elogios que merecieron los logros macroeconómicos de la administración Mujica; palabras que en otro tiempo hubieran merecido la general repulsa de ese mismo Frente Amplio, Todos los especialistas son contestes en afirmar que el último quinquenio – al igual que el anterior­ presentó condiciones extraordinarias. La inversión extranjera alcanzó volúmenes muy importantes, las exportaciones crecieron en volumen y valor y las tasas de interés internacional fueron bajas. Uruguay tuvo la suerte de seguir creciendo, determinando que los niveles de ocupación se mantuvieran altos y que los ingresos, en líneas generales, mejoraran.

Con ese panorama, hubiera sido esperable que el gobierno pisara el acelerador para cumplir, por lo menos, con algún punto del programa anunciado por el Presidente en su discurso de asunción. Mirando el futuro en perspectiva, era un momento fundamental para aprovechar la coyuntura y ambientar el crecimiento de los próximos años. Sin embargo, cuando vamos a las realizaciones nos encontramos con que nada cambió sustancialmente. Si nos detenemos a contemplar el Estado podremos advertir que todo sigue más o menos igual. La administración central, con algún retoque, sigue siendo la misma, aunque con más funcionarios. Los entes autónomos y servicios descentralizados presentaron gestiones diferentes, siendo ANCAP y ANTEL casos paradigmáticos en una escalada de inversiones y gastos cuya necesidad y características son hoy objeto de cuestionamiento e investigación. Se consolidó el “Estado paralelo” con decenas de organismos y sociedades cuya gestión escapa al conocimiento y control parlamentario y ciudadano.

En la educación pública tampoco hubo nada diferente. Se estuvo muy lejos del cumplir los objetivos y metas anunciados, producto de la incapacidad y del conflicto de intereses que en ella tiene lugar. La novedad quizás pueda ser la UTEC, aunque también en esto fracasó el Presidente Mujica. Su buena idea de que la universidad tecnológica naciera a partir de la UTU, desgajándola de la ANEP, fue trancada por el Frente Amplio e instituciones afines. La centralizadora estructura organizativa de Educación se mantiene incambiada, siendo incapaz de solucionar sus problemas de administración al extremo de necesitar a la Corporación para el Desarrollo para gestionar sus inversiones en infraestructura.

La gestión del MTOP fue tan peculiar que, por primera vez, no se le presentó al Parlamento un plan de obras quinquenal. El déficit en vialidad es notorio en todo el país.

El ferrocarril, cuya resurrección fue anunciada varias veces tampoco llegó a nada, salvo la reparación –con dificultades­ de algunos tramos de vías. De PLUNA está todo dicho. Los acuerdos de participación público privado para obras de infraestructura no funcionaron, salvo en el caso del proyecto del Ministerio del Interior para la construcción de una cárcel (procedimiento en el que el Partido Nacional insistió durante muchos años). El puerto de aguas profundas se llevó recursos y tiempo, mientras que el mantenimiento del canal Martín García aguarda soluciones permanentes.

La vivienda, factor fundamental de inclusión, no logró llegar a los sectores de bajos ingresos en la cantidad necesaria, y el Plan Juntos, también fracasó. En materia de seguridad pública no hay mucho que agregar a lo que todos conocemos. Quizás, el elemento más destacable es que se consolida la sensación de que no existe lugar del país que esté a salvo de la delincuencia, siendo la inseguridad en el medio rural tan preocupante como puede serlo en el medio urbano.

Estas son, en apretada síntesis, algunas consideraciones sobre la gestión del Presidente José Mujica. Dicho esto también corresponde señalar que Mujica no gobernó en solitario, sino que lo hizo con el unánime respaldo de todos los senadores y diputados del Frente Amplio, en todo momento fervientes y solidarios defensores de la gestión del presidente y de sus ministros.

 

Gustavo Penadés.

Proyecto para sancionar el maltrato a animales.

Los diputados nacionalistas Rodrigo Goñi y Gastón Cossia presentaron un proyecto de ley a fin de establecer sanciones penales para hacer efectiva la protección de animales domésticos ante el aumento de casos de maltrato y agresión.

Los legisladores pretenden incluir en el nuevo Código Penal un capítulo sobre esta materia, bajo el enunciado: “De las Faltas contra los animales”.

Entienden que la Ley de Bienestar Animal, vigente desde 2009, “presenta debilidades y fallas que requieren normas penales que den mayores garantías para su efectiva aplicación”.

El proyecto consta de tres artículos y prevé una sanción de 7 a 30 días de prestación de trabajo comunitario al que maltrate “a un animal de compañía o equino de trabajo urbano y o deporte ocasionándole un daño grave a su integridad física”.

La pena sería de 20 a 90 días de trabajo comunitario “al que diere muerte con graves sevicias a un animal doméstico”.

También se contempla, en el artículo 3°, la adopción de medidas socio educativas en caso que la autoridad judicial confirme que el infractor haya participado previamente en otras situaciones de maltrato animal o de violencia doméstica.

Ley penal no prevé penas

Una reciente denuncia de maltrato animal, en Sarandí del Yi (Durazno), obligó a operadores judiciales a explicar públicamente que la ley no establece sanciones penales para este tipo de conductas. Una mujer conducía un ciclomotor llevando a un menor, mientras arrastraba a un perro sujeto con una cuerda. El animal fue abandonado con lesiones de entidad. La mujer no fue sancionada.
Fuente: El País

“ASSE admitió golpizas en colonias”

El Partido Nacional podría resolver en las próximas horas medidas políticas ante la situación de crisis en las colonias psiquiátricas Etchepare y Santín Carlos Rossi, anunció la presidenta de la comisión de Derechos Humanos de Diputados, Gloria Rodríguez.

La comisión recibió ayer a la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, para hablar sobre la situación de ambos establecimientos. Según Rodríguez, “primero la presidenta describió la vida en las colonias como un modelo cinco estrellas”, pero luego “admitió golpizas de funcionarios a pacientes y la muerte de otro paciente por mordeduras de perro”.

Tras una visita que hizo en estos días a las colonias, la diputada nacionalista Rodríguez reiteró la necesidad de que “haya una intervención de las colonias psiquiátricas”. “Ha habido traslado de internos judiciales a otro pabellón, pero en ese pabellón falta el cerco perimetral, no hay guardia y allí están los judiciales que son homicidas”.

Además sostuvo que fue al pabellón 9 y detectó que “que está en condiciones infrahumanas”.

“La vida de los pacientes corre peligro, aunque ASSE habla de muertes naturales”, dijo Rodríguez.

Para la legisladora “no se da cumplimiento a la Constitución. Los derechos de los pacientes fueron vulnerados por ASSE que no da respuestas”, dijo.

Fuente: El País