Opinión de la Diputada Gloria Rodríguez sobre el artículo 558 del proyecto de ley de presupuesto.

Voces silenciadas en el Presupuesto: Pacientes de las Colonias Dr. Santín Carlos Rossi y Dr. Bernardo Etchepare.

Del análisis preliminar del Artículo 558 del Proyecto de Ley de Presupuesto nacional en el año 2015; y que se habrá de votar por una duración de dos años, modificándose posteriormente, se desprende una pretensión de unificar las Colonias Dr. Santín Carlos Rossi con la Colonia Dr. Etchepare formando una sola, desde un punto de vista territorial, asistencial y administrativo. Todo ello bajo la nueva denominación de “Centro de rehabilitación Medico Ocupacional y sicosocial”.
El nombre es muy rimbombante, no tiene ninguna definición en el proyecto de Ley, no sabemos sus objetivos ni fines, no se especifica absolutamente nada al respecto más que la supresión de la Colonia Dr. Santín Carlos Rossi luego de transferir sus recursos humanos, bienes muebles e inmuebles a la ex Colonia Etchepare que pasa a denominarse como se expone más arriba.
Pero resulta fundamental preguntarse: ¿qué es lo que se está buscando con el repentino cambio de nombre? ¿Otorga ello algún tipo de garantía de que en este nuevo centro no se repitan abusos y violaciones de los Derechos Humanos como se supo acontecían sistemáticamente en las Colonias? ¿O nos encontramos ante esta llamativa denominación en base a la pésima imagen social que han recibido últimamente las Colonias?
Estos cuestionamientos surgen a la luz de que no está específicamente designado porcentaje alguno de la asignación presupuestal de los Servicios Personales de ASSE para el funcionamiento de este nuevo Centro de Rehabilitación Médico Ocupacional y Sicosocial.
El área de la salud mental ha estado notoriamente desprotegida ante abusos y omisiones del Estado, resulta difícil pensar que un simple cambio de nombre y redistribución de los recursos aseguren cambios fundamentales de la Institución.
En ese mismo sentido se vuelve necesario especificar qué se quiere establecer bajo el concepto de Centro de Rehabilitación; puesto que para constituirse el mismo deben cambiarse todos los objetivos del instituto, es justo recordar que los centros penitenciarios son llamados de rehabilitación y reclusión. ¿Con este nuevo Centro se busca perpetuar la reclusión de quienes adolecen de enfermedades mentales?
No se pronuncia mayormente sobre la relevancia que guardaría la función ocupacional de esta nueva unidad ejecutora, ¿quiere con ello decir que planifican capacitar a pacientes psicóticos crónicos que no pueden valerse por sus propios medios, autosustentarse, para desempeñarse en el ámbito laboral? ¿O ello refiere a enseñarles tareas manuales a fin de concretar una laborterapia?
Se omite asimismo mención de cualquier tipo en cuanto a un Programa establecido para la atención de los pacientes psiquiátricos, ni a la formación de un personal especialmente capacitado para tratar con los mismos. No se fomenta un sistema rotativo laboral; a pesar de tener conocimiento científico pleno de que este tipo de tareas terminan afectando a los funcionarios que las desempeñan, ni se previó sistema de aumento salarial alguno por la especialidad que dicha función requiere.
En suma, para este proyecto de Ley de Presupuesto abundan las omisiones que dejan una vez más sin poder de representación alguno a los pacientes de las ex Colonias, aquellos sin voces, que no se pueden hacer escuchar, que no pueden manifestar frente al Parlamento, que no se encuentran en posición de hacer huelga.
Pero estas carencias no son consecuencia directa de este nuevo proyecto únicamente, sino que debemos asumirlo como lo que es: una responsabilidad de todos.
Ya es hora de terminar con las miradas hacia el costado y ver de frente la cruda realidad, cortar con el maquillaje aplicado a la misma, haciendo de cuenta de que si no lo vemos entonces no debe ser cierto, y que están viviendo pacientes que adolecen de una de las enfermedades más crueles que sufre la humanidad.
Es mucho más que la protección de los derechos humanos básicos consagrados en nuestra Constitución, se trata del desarrollo pleno de la inteligencia emocional como sociedad toda, así como mostrar compasión y comprensión por la difícil situación que atraviesan estos pacientes.
Durante la presentación del Presupuesto de ASSE le formulamos estas preguntas a la Presidenta del Directorio de ASSE; Dra. Susana Muñiz, encontrando un factor común como respuesta: silencio.
Silencio para responder por las irregularidades que sufren los pacientes en las Colonias.
Silencio ante la falta de medidas que garanticen el ejercicio de los derechos humanos que tienen los allí internados.
Silencio absoluto acerca de evidentes carencias en la salud mental como en la falla del sistema de ASSE todo.
Silencio, en definitiva, para contemplar la protección de un sector de la población de los más vulnerados, desviando el foco de atención de aquello que realmente importa.
Es por todas las razones previamente expuestas que la Representante Nacional Gloria Rodríguez Santo discrepa con el presente Artículo, resultando imposible apoyar algo que se presenta viciado de los errores más fundamentales.

Diputado Gustavo Penadés sobre la asignación de recursos para el PJ: es una “penitencia” del FA

El diputado Gustavo Penadés cuestionó la asignación de recursos para el Poder Judicial fijada en la ley de Presupuesto que se discute actualmente en el Parlamento. El nacionalista denunció que el Presupuesto que votará el Frente Amplio en la Comisión de Hacienda “no le da ninguna partida ni mejora a todos los organismos que tienen como misión controlar la acción del Poder Ejecutivo”.

Luego de que la oposición votara en bloque de forma negativa el proyecto de ley de Presupuesto en general, el nacionalista lamentó que “se confirmó que el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio no darán ninguna partida especial para atender los reclamos del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, la Corte Electoral y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo”.

“Es la primera vez que yo recuerdo en muchos años que (el Poder Judicial) no recibe ningún tipo de asistencia presupuestal del Poder Ejecutivo”, aseguró Penadés, denunciando que “se está castigando a los organismos encargados de controlar al gobierno”.

“En un presupuesto de US$ 14.000 millones, que lo que se haya decidido repartir son nada más que US$ 20 millones, estamos hablando de chauchas y palitos. Es muy poco el dinero”, insistió el nacionalista. “Pero además, en lo sustantivo, que es donde la bancada de legisladores tendría que haber puesto especial atención, que era el Poder Judicial, no van a ser atendidos en este presupuesto”, agregó.

Por último, Penadés consideró que esta situación “denota una especie de penitencia en la que el Frente Amplio decidió poner a estos organismos, producto de diferencias”.

 

Fuente: La República.

Senador Álvaro Delgado: Ancap contrató empresa de camiones sin licitación.

Ancap contrató empresa de camiones sin licitación

Ancap admitió en la comisión investigadora del Senado que contrató sin licitación a un empresario brasileña para transportar cal uruguaya a Río Grande del Sur, al que le paga US$ 8 millones por año. El senador blanco Álvaro Delgado, promotor de la comisión investigadora, denunció que este empresario usa camiones y personal brasileños y que el flete que cobra está muy por encima de la tarifa de los camioneros uruguayos por hacer ese mismo servicio.

 

El empresario brasileño contrato por Ancap es Assid García, propietario de la empresa de camiones Pleno Verde, y antes por varios años vendedor de cemento portland de Ancap en el sur de Brasil.

Assid García trabaja para Cementos del Plata S.A., subsidiaria de Ancap, que abastece de cal a una empresa eléctrica de la localidad brasileña de Candiota.

La situación quedó expuesta en la reunión del miércoles de la comisión investigadora del Senado sobre la gestión de Ancap entre los años 2000 y 2015.

Delgado habló de una vinculación entre Pleno Verde y otra empresa llamada Themma, nombre que está inscripto en los camiones que salen de la planta de Ancap de Treinta y Tres hacia Candiota.

Mientras le mostraba fotos de los camiones brasileños al director de Ancap Juan Gómez y el gerente de la División Portland, Juan Romero, Delgado dijo que “se trata de camiones brasileños de transporte de cal que llevan el nombre de Themma”. Y le preguntó a Romero si había alguna vinculación de Pleno Verde con Themma. “Lo desconozco”, respondió el funcionario. “No tengo conocimiento acerca de Themma; no sé qué es”, precisó el gerente.

Romero dijo que la empresa Pleno Verde es uruguaya, pero su propietario es brasileño. También confirmó que los camiones que utiliza la empresa son brasileños.

 

A la vez, Delgado indicó, en la reunión del miércoles 7, que en la zona de Treinta y Tres y Cerro Largo “se afirma que esta empresa Themma, que está saliendo con cal de la planta, compra la mayoría de los camiones para hacer este negocio”.

Sin licitación.

Uno de los elementos más cuestionados en la comisión investigadora fue la contratación directa de esa empresa de camiones. Romero dijo que no existe actualmente una empresa de logística en Uruguay que disponga de los camiones tolva, que son los del tipo necesario para el adecuado transporte de cal. Y confirmó que en septiembre de 2010 cuando se hizo el contrato “no hubo” un llamado a competencia de precios y se decidió contratar a Pleno Verde. La decisión “fue del directorio de Cementos del Plata y avalada por el directorio de Ancap”, explicó el gerente.

Gómez también defendió la contratación directa de Pleno Verde diciendo que la empresa tiene “experiencia” en trabajo tanto con Ancap como con su competidora privada, y porque ofrece “conocimiento y servicio logístico”, lo que “asegura que el suministro de cal llegue en el tiempo que se requiere a la planta de Candiota”.

Según los análisis del senador Delgado, Cementos del Plata vende cada tonelada de cal a US$ 235 y paga US$ 85 por concepto de flete cada mil kilos.

La asociación que agrupa a los transportistas de carga en Uruguay está preocupada por esta situación, y en su momento declaró que el precio del flete entre Treinta y Tres y la central de Candiota está “unos US$ 35 arriba del precio de mercado”, según dijo a El País Diego Valverde, directivo de la Asociación de Transportistas de Carga del Uruguay.

“Son 600 kilómetros desde la planta de cal de Treinta y Tres a la usina de Candiota, en Brasil. El flete que paga Ancap, de US$ 85 por tonelada, está US$ 35 arriba. A US$ 50 o US$ 55 hacemos cola con los camiones para llevar la cal”, dijo Valverde.

El transportista lamentó por esto ya que afirmó que “tenemos una sobreoferta de camiones, no hay trabajo, andamos con los camiones en los galpones, y nos encontramos con esta noticia de los negociados de Ancap con el transporte de cal”.

Según Gómez, en el contrato con la planta eléctrica se especifica que se trata de un servicio logístico que incluye transporte de cal en camiones tolva desde la planta de producción de cal a la usina de Candiota; trámites de exportación; despachantes de aduana permanentes en la frontera; oficinas de coordinación; construcción de instalaciones de descarga de la cal en la usina de Candiota.

Ancap también explicó que la planta de Treinta y Tres, que lleva dos años de funcionamiento, tuvo que pagar hasta ahora US$ 7 millones de multa por incumplimiento en calidad y en cantidad de entregas de cal, de acuerdo con un contrato de venta, a la planta de Candiota. En lo que va de 2015, las autoridades de Ancap confirmaron a los senadores que se siguen pagando multas de entre US$ 100.000 y US$ 150.000 por mes.

Cementos del Plata es una empresa subsidiaria de Ancap cuya actividad principal fue hasta 2012 la compra, distribución y comercialización de cemento, clínker (el principal componente del cemento portland, el cemento más común y, por tanto, del hormigón) y otros productos elaborados por la División Portland.

Pero a partir de 2013 se incluyó dentro de la actividad principal la producción y venta de cal en el departamento de Treinta y Tres.

Cal contra la lluvia ácida en Candiota.

En el año 2010, Cementos del Plata, firmó un contrato con la Compañía de Generación Térmica de Energía Eléctrica (CGTEE), subsidiaria de la estatal brasileña Eletrobras, para suministrar cal para ser usada en la usina de Candiota, cercana a Porto Alegre. Según el senador blanco Alvaro Delgado, esta usina generadora de electricidad fue la causante de lluvia acida, tanto en Río Grande del Sur como en Uruguay. Para evitar esto es que CGTEE necesita la cal, la que es utilizada para neutralizar las emisiones negativas. Para cumplir con este contrato Ancap ordenó la construcción de hornos para producir cal en Treinta y Tres. El primero ya está en funcionamiento desde julio de 2013 y el segundo está avanzado en su construcción. El gasto en la planta de cal de Treinta y Tres es del orden de los US$ 147 millones, de los que ya se ejecutaron unos US$ 120 millones.

 

Fuente: El País

Foto: D. Battiste