Informe médico senador José Carlos Cardoso del 17 de noviembre de 2015

17 de noviembre de 2015

 

COMUNICADO DE PRENSA

El informe médico del día de hoy referente al estado de salud del Senador José Carlos Cardoso, continúa siendo favorable y auspicioso. Por tal motivo ya han comenzado a disminuirle la sedación, esperando que en los próximos días continúe recuperándose como hasta el momento.-

Carta del diputado Gerardo Amarilla al Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Danilo Astori

Señor Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Danilo Astori:

Hace más de dos meses realizamos una exposición en la Cámara de Representantes donde le trasmitíamos la preocupación por la situación económica que atraviesa la  zona fronteriza con Brasil y las derivaciones sociales que  ello podía aparejar si no se adoptaban medidas que  mejoraran la competitividad de los sectores comerciales y  productivos.

Le trasmitimos varias propuestas de medidas a adoptar que eran plantadas desde los sectores involucrados en su intención de colaborar y su firme voluntad de seguir  trabajando así como mantener las fuentes de empleo.

Nos consta que además los senadores Luis Lacalle Pou y  José Carlos Cardoso también le trasmitieron una exposición con un paquete de medidas y que desde varias  organizaciones,  intendentes y legisladores de varios partidos le han pedido entrevistas para expresarle
propuestas y voluntades de cooperar en tan difícil situación.

Lamento que desde esa Secretaría de Estado y en particular desde su despacho hemos recibido todos un profundo silencio.
Considero que los legisladores e intendentes de todos los partidos, pero fundamentalmente los comerciantes y empresarios de varios ramos, afectados directos de la situación y que han demostrado su firme voluntad de proponer medidas y trabajar para mantener empleos y empresas
abiertas, merecen un poco de respeto de su parte. Estos compatriotas no se quejan ni protestan, sólo están  proponiendo medidas para seguir trabajando, produciendo y se  niegan a darse por vencidos.

Espero del señor Ministro un poco de consideración y de  respeto a estos uruguayos que trabajan, producen y – hasta  ahora – son contribuyentes del Estado uruguayo, y además quieren seguir aportando al desarrollo de nuestro país.
Sabemos que los tiempos de la Administración no siempre son  lo ágiles que deseáramos pero, en estas circunstancias una  respuesta tardía podría ser tan ineficaz como la negativa  misma.

Desde ya le agradecemos una pronta respuesta y una entrevista para los sectores involucrados.

Atentamente

Dr. Gerardo Amarilla De Nicola
Representante Nacional por Rivera
República Oriental del Uruguay

Cambios en el MEC

A media tarde de ayer, la ministra María Julia Muñoz anunció quién será la persona que suceda al sociólogo Fernando Filgueira en la subsecretaría del Ministerio de Educación y Cultura. Se trata de Edith Moraes, una vieja conocida de quienes están familiarizados con el ambiente educativo.

El tiempo dirá si se trata de una buena o una mala elección, pero hay al menos dos cosas que pueden decirse ya. En primer lugar, el gobierno vuelve a apostar a la endogamia. Para sustituir a Filgueira, que es un universitario con trayectoria internacional, se opta por una maestra, ex directora e inspectora, que fue directora general de Primaria (2005-2010) y también directora general de formación docente (2010-2015).

Se trata de una señal fuerte porque, en lugar de conseguir que los representantes de los ciudadanos, a través del MEC, tengan una mayor incidencia sobre lo que ocurre en ANEP, lo que se está consolidando es la colonización del MEC por parte de ANEP. De hecho, la designación de Moraes parece ser uno más de los enroques realizados entre habitantes de la “galaxia ANEP”: Javier Landoni del Codicen a Secundaria, Laura Motta de formación docente al Codicen Héctor Florit de director general a consejero de Primaria, y algún caso más. La señal es fuerte también en otro sentido: Edith Moraes viene de desempeñarse como directora general de lo que ahora se llama “Consejo de Formación en Educación”, que es el nuevo nombre complicado (porque la tendencia es a complicar los nombres) de lo que antes se llamaba “formación docente”. Y ocurre que la formación docente es una de las áreas de nuestra enseñanza que más se ha deteriorado desde la llegada del Frente Amplio al gobierno.

Para tener una idea del tamaño del problema, téngase en cuenta que en el año 2005 (es decir, el primer año del primer gobierno de Vázquez) egresaron de los centros de formación docente 1.414 nuevos maestros de educación primaria. En el año 2010 (es decir, cuando la banda presidencial pasó de Vázquez a Mujica) esa cifra había caído a 683, es decir, menos de la mitad. Desde entonces ha tenido oscilaciones, pero nunca se ha recuperado. Las cosas son apenas un poco mejores en el caso de los docentes para la enseñanza media. Ciertamente no es razonable culpar a Moraes del desastre ocurrido en formación docente. La peor caída no ocurre durante su período, sino en el anterior. Pero lo cierto es que ella no fue capaz de revertirlo. Por ejemplo, el año antes de que asumiera, en 2009, se graduaron 709 nuevos maestros. En el año 2013, cuando iba en su cuarto año como directora general, egresaron 712. Independientemente de las responsabilidades personales que le quepan a la nueva subsecretaria, el gobierno vuelve a mostrar una total indiferencia hacia la calidad de su propia gestión. Trátese de Ancap, de Pluna, del combate al delito o de la enseñanza, nadie es llamado a responsabilidad por sus errores, ni nadie paga costos políticos por una gestión que no da resultados. No hay rendición de cuentas ante la sociedad ni voluntad de corregir. Mucho menos de admitir fracasos.

La promoción a subsecretaria del MEC de quien presidió el Consejo que ha tenido peores resultados en los últimos años es, más allá del caso concreto, la confirmación de una mentalidad que ha terminado por dominar a la fuerza política que nos gobierna. Los costos los pagan los ciudadanos.

Pablo Da Silveira

Luis Lacalle Pou expuso sobre “El Uruguay del siglo XXI”

Sin indirectas

Lacalle Pou cuestionó falta de presupuesto para las Fuerzas Armadas y criticó al PIT-CNT por pedir aumento de aportes patronales.

Fiel a la tónica que viene desarrollando en la gira que ha realizado por el interior, el senador nacionalista Luis Lacalle Pou aprovechó una charla en Montevideo sobre “El Uruguay del siglo XXI” para volver a criticar duramente al gobierno y a algunas de las disposiciones que éste pretende impulsar en el proyecto de ley de Presupuesto, actualmente a estudio de la Cámara de Senadores.

Entre otras cosas, Lacalle Pou advirtió que las autoridades de la Armada Nacional hablan de un “desmantelamiento” de su fuerza a nivel presupuestal. “Luego, cuando se da vuelta una embarcación y hay un derrame se llama a la Armada. Nos acordamos de las Fuerzas Armadas sólo cuando las necesitamos, después las criticamos”. El ex candidato a la presidencia por el Partido Nacional sí coincidió en la necesidad de “redimensionar” a las Fuerzas Armadas, pero dijo que en el cuidado del mar la Armada debe ser fundamental, porque “Uruguay tiene intereses enormes y millonarios” en esa área.

También aprovechó para criticar al ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, quien, sostuvo, dijo estar dispuesto a vender inmuebles de su cartera para financiar la compra de nuevas embarcaciones. “Ojalá que los que hablan mucho y muy bonito guarden también una proporción en que también hagan mucho y muy bonito”.

Lacalle Pou también cuestionó al PIT-CNT, que respalda el proyecto de ley que crea un fondo de garantía de los créditos laborales en caso de insolvencia financiera, que implica un aumento de los aportes patronales. “En un [período de] enlentecimiento no podemos pedir el aumento de los aportes patronales. Lo que se va a lograr así son menos fuentes de trabajo, y nuestro desvelo tiene que ser el trabajo, el trabajo de calidad”.

La conferencia fue organizada por la agrupación Corriente Renovadora Nacionalista, que orienta el ex diputado y actual director de la Agencia Nacional de Vivienda, Gustavo Borsari, y se llevó a cabo en la propia sede nacionalista, colmada de un público que sufrió la falta de aire acondicionado.

El senador aprovechó para defender las propuestas de su sector y cuestionar las respuestas que ha obtenido desde el gobierno, ejemplificando con lo ocurrido respecto de la elección de horas docentes en secundaria. “Hicimos una serie de propuestas y tuvimos dos respuestas: la ministra María Julia Muñoz nos dijo que era ‘ridículo’, y el Codicen [Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública], que eso ‘ya se estaba haciendo’, lo que tampoco era cierto, pero si fuera cierto podrían decir ‘¡qué bueno que estamos de acuerdo!’”. Luego, el ex candidato recordó que todo terminó en una “tregua”, en la que si bien se dice que “nadie perdió, los que perdieron fueron los alumnos”.

En la previa de las elecciones de representantes docentes en los organismos de la enseñanza, Lacalle Pou aprovechó para criticar la decisión del gobierno de no darle participación a la oposición: “No debe haber un uruguayo que entienda que la educación debe estar en manos de un partido, de una ideología. Justo ahí es donde debemos estar más diversos”. Sin embargo, aclaró que no se trata de un reclamo, porque la decisión del Ejecutivo ya está tomada.

No fue la primera vez que Lacalle Pou habló de la existencia de una “mayoría social” que, según describió, “está esperando una serie de medidas en la que todos están de acuerdo”. “Hay una mayoría social que entiende que los chiquilines no pueden perder más días de clase. Que quiere que se los evalúe, se les tome exámenes, se les exija, que no comparte aquello del pase social -que aunque no aprendiste te tengo que pasar porque tengo que llenar un formulario-”.

Lo interno y lo externo

Para Lacalle Pou, si el gobierno fue responsable de la bonanza económica, también debe serlo por el actual enlentecimiento. Y si bien dijo que es obvio que el país está sujeto a los efectos de la economía mundial, “si luego de diez años de bonanza económica, el cambio en el extranjero que se venía anunciando desde 2012 genera que miles de compatriotas pierdan su trabajo, entonces el tema es que no fuimos capaces de generar fuentes de trabajo sostenibles y remuneradas. Cuando se empieza tan mal, ¿la culpa son los del mundo o también será del gobierno del Frente Amplio, que no hizo las cosas que tenía que hacer?”.

A continuación, el ex candidato dijo que el país “se ha perdido una chance enorme de generar acuerdos comerciales”, defendió su idea de hacer un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Cuba (dijo que Uruguay y la isla son “países complementarios”), sostuvo que el Mercosur tiene que lograr un TLC con la Unión Europea pero también uno con China. “¿No será el momento de tomar decisiones más osadas y de más imaginación?”, se preguntó, para luego pedir por un presidente “más firme en el timón”, con “más certezas sobre hacia dónde está yendo Uruguay”.

Inmediatamente se interiorizó en el Presupuesto, y dijo que allí no se ven recursos para hacer obras de infraestructura. Así, comparó la situación con la de Estados Unidos en los años 30, cuando el presidente Franklin Roosevelt llevó adelante el New Deal, con el que buscó abatir las consecuencias de la crisis económica de 1929.

Tras criticar el nulo aumento que recibe el Poder Judicial, la Corte Electoral y el Tribunal de Cuentas en el proyecto de ley de Presupuesto (lo que, según fundamentó, implicará una restricción de las libertades), Lacalle Pou sostuvo que cuando termine el actual gobierno, evaluará su gestión de una peculiar manera: “Le vamos a poner una calificación con el ‘ISO Libertad’. Si la gente se siente más libre, entonces se habrá cumplido con la tarea; si no, habrá fracasado”.

Por último, sostuvo que el PN debe ampliar lo más posible su base social. “[El partido] debe ser cada vez más amplio, cada muro que aparezca lo tenemos que tirar más abajo, tenemos que integrar, compartir y tolerar”, expresó.

El encuentro finalizó con una “sorpresa” que había sido anunciada por Borsari: se reprodujo un discurso del caudillo nacionalista Wilson Ferreira Aldunate, junto a una foto de éste con el ex diputado, por entonces un joven militante.

 

Fuente: La Diaria