Presidente de la Cámara de Representantes Gerardo Amarilla en Colonia por Política Pública de Fronteras y Evaluación de Ley de Descentralización

El Presidente de la Cámara de Representantes, Gerardo Amarilla, estará este jueves 7 de abril, en el departamento de Colonia, con los proyectos “El Uruguay Fronterizo. Diálogo para promover una Política Pública de Fronteras”, y la “Evaluación de la Ley de Descentralización y Participación Ciudadana”.

La presentación de dichos proyectos,se realizará en la UDE (ex Hotel Real).

AGENDA :

8:30  a 12:30 hrs – El Uruguay Fronterizo – Diálogo para promover Política Pública de Fronteras.

14:30 a 18:30 hrs – Evaluación de la Ley de Descentralización y Participación Ciudadana

Fundamentación de voto seguro de paro Aratirí.

SEÑOR LACALLE POU.- Agradezco la respuesta, señor presidente.
​Este proyecto nació mal, ya que lo hizo al influjo de la «manija», no en el gobierno pasado, sino durante el primer período del doctor Vázquez. Con una figura cercana a la administración del gobierno –el señor Puntigliano– como gerente, se puso la carreta delante de los bueyes: se invirtió el orden legal, se firmaron contratos, no se procedió a las autorizaciones ambientales previas y se gastó dinero. Este asunto está vinculado al puerto de aguas profundas, sobre el que hoy nos enteramos que se gastaron USD 6:600.000 en la famosa Cipap que no sirvió para nada. En realidad, llegamos a un momento en el que pasó lo que suponíamos que iba a pasar, lo que anunciamos muchos de los que investigamos quiénes eran los que venían, cuál era el emprendimiento, qué se pretendía hacer, la devastación que iba a producir la extracción anual permitida por el gobierno, única en el mundo, de 18:000.000 de toneladas al año. No solo se ilusionó a una población, sino que se dividió una región. Los que conocen la zona saben lo que se generó con un emprendimiento que nunca cumplió con lo que debía hacer. Y como si fuera poco, la noticia que tenemos hoy es que el gobierno les dio la espalda. Se estimuló, se impulsó y se ilusionó a una población que fue engañada, y una vez más la sociedad toda le va a extender un seguro de desempleo a los trabajadores de un emprendimiento que no existe más. ¿Estamos extendiendo un seguro de desempleo sobre un emprendimiento que cayó «por las dudas»?
Recuerdo aquella famosa frase de un gobernante: «Lo que empieza bien termina bien», y ponía un ejemplo que no había empezado bien y terminaba mal. Precisamente, lo que empieza mal termina mal.
Vamos a votar esta extensión del seguro de paro. ¿Qué tienen que ver los ciudadanos que invirtieron su tiempo y su ilusión? Hay mucha gente que se la jugó a ir a la región centro del país. Por cierto, a muchos también le arruinaron la vida porque la amenaza de la llegada de la minería hizo que se desprendieran de sus campos. Particularmente, recuerdo el caso de una señora que vivía en Barros Blancos, que había heredado de la familia 400 o 500 hectáreas en medio de donde iba a estar la laguna de relave. A la mujer le mostraban los planos y le decían: «Estas 2.000 hectáreas serán las de la laguna de relave, pero nos falta un padrón: el suyo». La mujer aguantó y aguantó, pero estaba sola con el hijo y cedió. Entonces, de la misma manera que se le arruinó la vida, la producción y hasta la forma de ser a mucha gente, se ilusionó a tantos otros, que son estos, casi una centena de uruguayos que está allí sin saber qué va a pasar. Esta ni siquiera es una solución, sino un «mientras tanto», un «mientras tantísimo». ¿En este Senado alguien les puede asegurar a estos uruguayos que la extensión del seguro de paro significa algo real? ¡Nadie! Van a cobrar ese dinero y van a tener un sustento durante unos meses más, y eso es importante, pero lo que estamos gastando es plata de la sociedad uruguaya que, según el propio gobierno –que ahora se enteró–, no sobra.
¡Hay que hacerse responsable! Acá, el Frente Amplio tiene una responsabilidad directa respecto a este emprendimiento, que termina o se va extinguiendo con la desaparición de productores y con una sociedad dividida. A diferencia del resto de los uruguayos que no tienen laburo, a estos, por habérseles generado una ilusión, el Parlamento les va a votar la extensión del seguro de desempleo. Este tema va a volver a ser considerado en el Senado.
​Recuerdo al gobierno decir, en el caso de otros emprendimientos, que era el último seguro de desempleo que se otorgaba, pero debería decir que es el del estribo o el penúltimo, porque nunca sabemos. ¿Alguien puede ir a Valentines o a Cerro Chato a dar la cara y decir lo que va a pasar con esto? Obviamente el ministro de ganadería nunca fue; se borró. Lo corretearon por todo el país, pero nunca dio la cara. ¿Y el ministro de industria y la gente que estaba detrás de este proyecto? ¡Castillos en el aire!
Yo creo que esto habla de la poca seriedad que hubo en ese emprendimiento, como en el puerto de aguas profundas. Se generan ilusiones, se gasta plata, se realizan estudios de escasísimo nivel o profundidad técnica que le cuestan mucho dinero a Juan Pueblo, y terminan como terminan: impactando en la sociedad, impactando en el territorio, modificando la conducta de la gente, determinando la conducta de otros, ilusionando a tantas familias, para terminar a un seguro por desempleo como el que hoy estamos votando.
En mi opinión, las razones de interés general –que fue lo que le pregunté al señor miembro informante– me dejan muchísimas dudas. Me quedo con un doble gusto: poco y amargo.
Reitero: en esto hay responsabilidad directa del Frente Amplio. Lamentablemente, lo que empezó mal terminó mal.
​Muchas gracias, señor presidente.