Senador Lacalle Pou pone en la mira a los frentistas disconformes

En dos días de cónclave, el sector Todos liderado por Luis Lacalle Pou, definió la estrategia que llevará adelante para posicionarse de cara a las próximas elecciones. El líder nacionalista entiende que el presidente Tabaré Vázquez “se refugia en el poder” y que su gobierno está “lejos” de la gente y “en retirada”, por lo que existe una oportunidad de lograr “mayorías sociales”, captar más votantes del centro y frentistas disconformes; y con miras a las elecciones de 2019, “ayudar” así al Frente Amplio “a terminar en tiempo y forma” su gobierno, “pero bien, porque si es por el FA esto no va a terminar bien”.

Con esos conceptos Lacalle Pou cerró ayer el congreso nacional en Trinidad, Flores, ante cerca de 500 asambleístas, reflejando la voluntad de ocupar un espacio de centro en el espectro político con el que se pueda cimentar un triunfo electoral.

Lacalle Pou fue crítico con la gestión del presidente y algunos gobernantes, pero su mensaje mostró una clara dirección: llegar a los frenteamplistas desencantados que mañana podrían apoyarlo sin perder identidad para instalar un nuevo gobierno. Y afirmó en el encuentro de Todos que varios ministros del actual gobierno han “fracasado”, como los titulares de Interior, Eduardo Bonomi, y de Educación, María Julia Muñoz. Pero no se le pedirá la renuncia porque tiene claro que hacerlo “causa un efecto contrario”. Ayer a mediodía, en el cierre de la reunión en el Teatro Artigas de Trinidad, el líder del sector criticó la “lejanía” del gobierno para con la ciudadanía. “Si el presidente insiste en mantener ministros que fracasaron, lejos de engrandecer su autoridad, empequeñecen una gestión de gobierno”, sostuvo, y agregó que en un gobierno “normal” Bonomi y Muñoz habrían dejado los cargos.

Sin fusión.

La convocatoria en Trinidad significó una puesta a punto de lo actuado y de lo que se viene. “Aquí y ahora (será) el punto de partida de nuestra acción política en los próximos tiempos, en el que tenemos que aclarar qué es lo que podemos hacer y cómo hacer coincidir las mayorías sociales con las mayorías políticas”, sostuvo Lacalle Pou.

Reiteró que el Partido Nacional no se aliará con ningún otro partido para ganar la elección, sino que promoverá acuerdos específicos en una agenda a definir. “Por allí anda un discurso de fusión, que es no conocer la tradición nacional, resulta que ahora la historia hay que borrarla de un plumazo; no somos eso”, aclaró. Más adelante habló de “la libertad de asociarse en un partido político”, y que “ahora los que hablan de fusión están aceptando la incapacidad de que por pertenecer a distintos colectivos no nos podemos poner de acuerdo, es una definición patológica por la fusión”, agregó, para aclarar que “nosotros no hacemos nada por la negativa”.

Engaño.

El líder de Todos consideró que el Partido Nacional debe hacer cumplir los acuerdos “porque el desgaste de la política no está solo en la ineficiencia, ineficacia o falta de voluntad, también está en la falta de cumplimiento de los compromisos”, aludiendo a las coincidencias para impulsar leyes sobre seguridad pública.

“El Partido Nacional se prestó para esos compromisos; podemos haber ido (a la Torre Ejecutiva) engañados, yo creo que fuimos engañados, lamentablemente, así como dijimos al principio que no queríamos ir a una reunión para la foto o para que nos abracen a un fracaso; fuimos engañados”, reflexionó.

Aseguró que el presidente Vázquez “empezó las reuniones por la seguridad pública diciendo que iba a cambiar la política de seguridad y que lo que se aprobara en la Torre Ejecutiva iba luego a hacerse efectivo en el Parlamento”, pero “terminó diciendo que él no se podía meter en el Parlamento porque había separación de poderes, al mismo tiempo que fue a buscar a cuatro diputados díscolos para que votaran un ajuste fiscal” como el que está incluido en la Rendición de Cuentas.

Luego aseguró que “no somos hijos de cuanto peor mejor, no somos reaccionarios, no es que el gobierno está allá y nosotros salimos corriendo para acá; nosotros nos paramos, somos coherentes, dijimos en la campaña (política) lo que pensábamos. Lamentablemente el tiempo nos dio la razón, y aquí estamos esperando a que aquella mayoría política, venga a esta mayoría social y cambiar el país en el próximo año y no estar esperando un nuevo proceso electoral en octubre del 2019”.

Al culminar el Congreso de Todos, el líder del sector reflexionó que “las próximas instancias de gobierno deben tener una base más amplia y más ancha de partidos”, y que en ese sentido es necesario pensar en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativas de los partidos políticos trabajando para empujar al país”.

Y apuntó que “tenemos un gobierno en retirada que lo tenemos que ayudar a terminar bien su mandato, porque si es por el Frente Amplio esto no va a terminar bien”.

A su vez, en el Congreso la economista Azucena Arbeleche expresó que una política fiscal y monetaria junto con las reformas aún pendientes, “es la única manera de conducir responsablemente la economía”.

Fuente: El País

Senador Luis Lacalle Pou afirmó que gobierno se aleja de los ciudadanos.

Cómo atraer a los votantes de centro, apolíticos, y a los frentistas desencantados con síntomas de agotamiento, fue el centro del segundo congreso del sector Todos, liderado por el senador nacionalista Luis Lacalle Pou, para definir los lineamientos que regirán su accionar en los próximos meses.

A tres años y medio de la próxima elección nacional, 450 asistentes de diferentes partes del país dialogaron en Trinidad sobre la necesidad de profundizar una política de oportunidades y de buscar acuerdos entre partidos. A la vez que criticaron la gestión de Tabaré Vázquez por “proteger los intereses del gobierno” y no los de los ciudadanos.

“Nuestro objetivo en estos años es lograr que las mayorías políticas coincidan con las mayorías sociales que piden cambios”, dice el documento analizado durante el congreso. Según se expresa, eso se perdió en los gobiernos del Frente Amplio al “decir que sí a los que gritan más fuerte”, y no resolver los problemas de ANCAP, ALUR o las deficiencias de ASSE.

El senador Lacalle Pou aseguró ayer domingo en su discurso de cierre que el Frente Amplio se “va alejando de las mayorías sociales” y que los políticos que pierden contacto con la gente, no pueden transformar su vida. El gobierno “no está dispuesto a cambiar”, dijo el líder del sector, y agregó que solo busca mantenerse “lo más que pueda” en el poder.

“El gobierno se enfrenta a una cruz de camino: o se vuelca a la necesidad de la gente o se refugia en el poder. Se refugió en el poder”, afirmó. Por eso, para el nacionalista, es necesario pensar a futuro en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativas de los partidos políticos”.

Lacalle Pou hizo hincapié en que Uruguay no es un país de oportunidades. “Son 10 años de planes de gobierno que han gastado dinero de los uruguayos y es mentira que hay igualdad”, dijo.

Por otra parte, el senador se refirió a las reuniones por seguridad convocadas por Vázquez. “Así como dijimos al principio que no queríamos ir a una reunión para la foto, triunfó por suerte el no negarse al diálogo, pero fuimos engañados por el presidente de la República”, sentenció.

En el encuentro el líder del sector expresó que hay dos barreras importantes que son la educación y la inserción internacional, y criticó que el presidente insista en mantener “ministros que fracasaron”, como la jerarca de Educación, María Julia Muñoz, y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Oposición constructiva

Durante el congreso estuvo presente también el papel del Partido Nacional como oposición. El documento acordado critica al gobierno por no haber dado espacio a las 22 medidas que el sector presentó en marzo, y por su respuesta “autocomplaciente”, ya que “todo estaba hecho”. Asegura, además, que buscan ser una oposición constructiva.

“Queremos crecer electoralmente” y “buscar acuerdos con otras fuerzas políticas”, ya que “en la situación de bloqueo y de falta de claridad estratégica” actual no se lograrán cambios.

“Vamos, presidente, que tiene cosas para hacer”, dijo varias veces Lacalle Pou durante su discurso, a la vez que expresó que quiere darle “impulso” a Vázquez. “No es que el gobierno está acá y nosotros salimos corriendo para allá”, subrayó.

De políticas de Estado a políticas nacionales

Uno de los objetivos que plantea el sector de Lacalle Pou en las definiciones hacia la interna como al exterior es la de cambiar las políticas de Estado por políticas nacionales, lo que implica no solo mayorías parlamentarias sino también acuerdos entre los diferentes partidos. Y que los objetivos “sean de todos y no solamente de uno o varios gobiernos”. “No queremos un Estado soberbio y encerrado en sí mismo”, que ignore a la sociedad, dice un documento de Todos, y pone como ejemplo la política internacional, donde “opera una puja de poder al interior del partido”, y lleva a una mayoría parlamentaria que no refleja la voluntad de la sociedad de que se comercie más para tener más inversión y empleo.

 

Fuente: Observador

Senador Lacalle Pou expresó que es necesario pensar en un Poder Ejecutivo con representación de todos los partidos políticos

Culminó este mediodía en Trinidad el Congreso Entre Todos 2016, organizado por el sector Todos liderado por el senador Luis Lacalle Pou. El evento tuvo lugar en el Teatro Artigas ante más de 450 congresales de todo el país.En su discurso de cierre, Lacalle Pou enfatizó que  “aquí y ahora resume el punto de partido de nuestra acción política en los próximos tiempos, en el que tenemos que aclarar qué es lo que podemos hacer y cómo hacer coincidir las mayorías sociales con las mayorías políticas”. 

El senador nacionalista reiteró que le preocupa que “cada vez más el Frente Amplio se aleja de la realidad de la gente” y que  “cuando la soberbia inunda el afecto se aleja”.  En su discurso hizo hincapié en presionar civilizadamente sobre un gobierno que no está dispuesto a cambiar. Lacalle Pou se volvió a referir directamente al presidente de la República. “El gobierno recién arrancó y parece que ya se estuviera despidiendo, vamos presidente que tiene cosas para hacer”, insistió.

En relación a las reuniones por la seguridad y la convivencia ciudadana convocadas por el mandatario, dijo que “asistimos engañados” y que no se cumplieron los pactos y los compromisos. “El Presidente nos dijo que no podía hacer cumplir lo pactado en el Parlamento al mismo tiempo que iba a buscar a cuatro diputados díscolos para que voten un ajuste fiscal”.

El líder de Todos recordó que hace un año en el Congreso del sector, dijo:  “El gobierno tiene una cruz en el camino que lo obliga a optar entre volcarse al sentir y a las necesidades de la gente o refugiarse en el poder”. Tras un año de aquella declaración, Lacalle Pou opinó que “cada día que pasa más se refugia en el poder”.

Sobre el cierre del discurso,  el legislador enfatizó que  “tenemos un gobierno en retirada que lo tenemos que ayudar a terminar bien su mandato, porque si es por el Frente Amplio esto no va a terminar bien”.

Al culminar el Congreso reflexionó que “las próximas instancias de gobierno deben de tener una base más amplia y más ancha de partidos” y que en sentido es necesario pensar en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativos de los partidos políticos trabajando para empujar al país “.

Azucena Arbeleche: “Se acabó el tiempo de esperar y urge implementar finalmente una política fiscal prudente”

Ayer sábado tuvo lugar una presentación de la economista Azucena Arbeleche, asesora del sector Todos. En su presentación brindó un pantallazo global de la economía del país y  comentó cuáles deberían ser las medidas a tomar de inmediato. En cuanto al diagnóstico de la situación actual, opinó que la economía se encuentra estancada y que la mayor parte de los sectores presentan caídas en el producto.  Respecto al último dato divulgado que indica un crecimiento de la actividad de 1,4% en el segundo trimestre (en relación al mismo trimestre del año anterior) enfatizó que se explica por el desempeño del sector llamado “Electricidad, Gas y Agua” que aumentó un 145% en relación al segundo trimestre de 2015, cuando hubo una fuerte sequía.

Arbeleche remarcó que esta situación tiene su impacto en el mercado laboral, donde sigue aumentando la tasa de desempleo, aún cuando mucha gente abandona la búsqueda de trabajo. En el plano fiscal, dijo que “el gobierno recaudó como nunca pero gastó como siempre”; es decir, todo el ingreso extraordinario que se recaudó durante los años de bonanza se gastó. Agregó que a decir verdad se gastó aún más, ya que entre 2004 y 2015, mientras los ingresos en términos del producto aumentaron 1 punto porcentual, los gastos, excluido el pago de intereses, aumentaron casi 5 puntos del producto. La economista subrayó que “el manejo irresponsable de las finanzas públicas desembocó inicialmente en ajustes fiscales a través de aumento en las tarifas públicas, colocando a estas últimas como instrumentos para conseguir financiamiento, en lugar de alinearse con los costos de las empresas públicas”.

Arbeleche expresó que una política fiscal y monetaria junto con las reformas estructurales aún pendientes, “es la única manera de conducir responsablemente la economía uruguaya.” En tal sentido explicó que se acabó el tiempo de esperar y urge implementar finalmente una política fiscal prudente que limite el comportamiento del gobierno para que, cuando la economía se enfríe, tenga capacidad de contribuir en la actividad. “Uruguay necesita una regla fiscal para tener una buena conducta en esta materia”, cerró.

Cabe destacar que para el discurso de cierre del líder del sector Todos,se hicieron presentes el Dr.Sergio Abreu y el Prof Carlos Julio Pereyra.