Diputado Juan José Olaizola “en todo el país preocupa el retraso en las obras de infraestructura”

En entrevista con CRÓNICAS, el diputado del Partido Nacional y miembro de la Comisión de Transporte de la Cámara de Representantes, Juan José Olaizola, analizó la situación actual en materia de obras de infraestructura, y criticó la lentitud que la caracteriza. Asimismo, lamentó el avance casi nulo en el sistema de las PPP, lo que repercute directamente en la falta de obras que el país necesita.

Del paquete de PPP (Participación Público Privada) que se anunció el año pasado, que son nueve proyectos, el que está más adelantado es el de las rutas 21 y 24 en el litoral, que ya está adjudicado, se firmaron los contratos, y la obra está pronta para comenzar a fin de año. Hay otros dos proyectos cuyos contratos se estarían firmando en febrero-marzo del año que viene, y las obras estarían comenzando a mitad de año.

Esto significa que ha habido avances solo en tres iniciativas de nueve, por lo que preocupa la lentitud del sistema, entre otras cosas, porque “el gobierno ha generado expectativas en la realización de obras públicas en esta modalidad”, pero no se ha avanzado prácticamente, opinó el legislador.

A su vez, recordó que en la campaña electoral el Partido Nacional (PN) había anunciado que de ganar las elecciones, y teniendo en cuenta la complejidad del modelo PPP, haría inmediatamente una actualización de la legislación, para tratar de subsanar algunos efectos que tiene.

“El ministro sigue diciendo que la modalidad es lenta y tiene dificultades, pero se han perdido dos años en esto y hay un atraso considerable. Uno recorre el país y ve que en todos lados la preocupación por el retraso en obras de infraestructura es notoria, y no vemos que haya un avance en ese sentido”, lamentó.

El gobierno utiliza tres modalidades para la realización de obras: a través de la Dirección Nacional de Vialidad –aunque tienen un presupuesto menor-; de la Corporación Vial del Uruguay –que tiene una importancia decisiva en el paquete de obras-; y de las PPP.

Si bien el año pasado las autoridades anunciaron un paquete de obras de infraestructura vial que ronda los 2.360 millones de dólares, “en todo este tiempo no se ha avanzado”, criticó el nacionalista.

“El MTOP se ha debilitado, ha ido cediendo áreas en las que antes tenía un rol prioritario, y esto se ve también reflejado en todo el atraso que hay de obras”

Incluso hace varios meses el Ejército había planteado la posibilidad de hacerse cargo de la construcción de algunas rutas, pero según dijo Olaizola, ni siquiera se le prestó atención a esa propuesta. “El Ejército ha contribuido en algunos momentos complicados para el país, como en la reconstrucción de Dolores, y en otros puntos del país en varias ocasiones ha actuado con celeridad y ha mostrado que puede hacer obras y a costos razonables”, agregó.

Además de la lentitud en los tiempos del gobierno en materia de obra pública, el diputado recalcó que hay una dispersión institucional en el sistema de las PPP, dado que el sector privado no tiene una contraparte estatal con potestades suficientes como para manejar el tema. Esto sucede porque hay varios organismos involucrados, como el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), pero no hay una jerarquía estatal con la influencia necesaria como para tomar decisiones y poder apurar los plazos, lo que, según dijo, se ha reclamado desde el sector empresarial.

“Se le tendría que dar más jerarquía a algún organismo, porque la solución no es generar más burocracia. Desde el gobierno se ha planteado crear un organismo en la órbita de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), pero no creemos que sea la solución”, comentó.

Asimismo, otra razón que ha complicado el avance en este tema, ha sido que en el último tiempo “el MTOP se ha debilitado, ha ido cediendo áreas en las que antes tenía un rol prioritario, y esto se ve también reflejado en todo el atraso que hay de obras y en la falta de celeridad en este proceso. Yo creo que como instrumento el sistema de PPP es positivo, pero ya habría que haberlo adecuado a la realidad para facilitarle las cosas al empresario que está interesado en hacer las obras”, argumentó.

Un siglo de atraso

Por otra parte, la situación de las vías férreas representa otra preocupación para los blancos. Desde el período pasado, el gobierno anunció las obras en la línea Pintado-Rivera. “Es una construcción de 422 kilómetros de vías férreas, donde se planteó un esquema de 18 toneladas por eje y de 40 kilómetros por hora de velocidad, que es un esquema para el tren de hace 100 años”, sostuvo, y explicó que UPM exige para la instalación de su nueva planta 22,5 toneladas por eje y 70 kilómetros por hora, que son estándares de velocidad comúnmente aceptados en Europa, en Estados Unidos y en varios países de América.

“Estamos haciendo una obra pensada para hace 100 años. Se está invirtiendo mucho dinero, 75 millones de dólares, en una obra que ya estamos viendo que ante una operativa normal del siglo XXI, está quedando atrasada. Me parece que no hay visión de futuro antes de plantear ese tipo de obras. Si vamos a invertir, hay que hacer una obra que sirva para el tren del siglo XXI”, puntualizó.

“Uruguay tiene un costo país muy alto, y ya lo estamos empezando a sufrir con inversiones que iban a venir, pero que están optando por otros países de la región que son más competitivos, y cuyo costo país es menor”

El otro problema que presentan estas obras es que no se consiguen repuestos, por lo cual se deben comprar más trenes viejos y desguazarlos. Además, estos trenes consumen más combustible y no están previstos para las necesidades de los negocios actuales.

En tanto, el gobierno comunicó a Focem (Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur) la detención de las obras al sur de Paso de los Toros, por lo que habrá que hacer una adecuación y una inversión mayor, para que la línea de Paso de los Toros a Montevideo tenga un estándar internacional categoría 6, que es otra de las exigencias de UPM –la categoría actual es 3-.

UPM apura, Uruguay no

“Nos preocupa que cuando se instala una empresa de la magnitud de UPM, más allá de que es una inversión importante para el país, tiene una capacidad de lobby y de apurar la realización de las obras que necesita la planta, pero vemos que Uruguay no tiene esa capacidad. Hay un país esperando por obras y no vemos el mismo ritmo, se habla todos los días en la prensa de las obras para UPM, pero no vemos la misma celeridad para las obras que Uruguay reclama”, apuntó Olaizola.

Consultado acerca del peso que tiene el contexto económico en la lentitud de la adjudicación de obras, opinó que en realidad el problema es la asignación de recursos: “Hoy el Estado está asignando recursos a áreas que no son prioritarias y no a esta, que sí lo es. Por ejemplo, las empresas públicas no han tenido el recorte necesario, y ahora estamos viendo un nuevo ajuste fiscal en enero que lo tiene que pagar la gente. El Estado no se adapta a la realidad. Uruguay tiene un costo país muy alto, y ya lo estamos empezando a sufrir con inversiones que iban a venir, pero que están optando por otros países de la región que son más competitivos, y cuyo costo país es menor”.

“No se previó el desgaste que iban a sufrir las rutas, y hoy estamos con esa situación y no vemos una disposición del gobierno para solucionar el tema al corto y mediano plazo”

Por último, indicó que con el ministro de Transporte, Víctor Rossi, se comparte la preocupación, pero no aparecen las soluciones. “Se nos ha dicho que las lluvias este año han influido, y todo tipo de argumentaciones, pero el Presupuesto Nacional a comienzos del año 2000 era de 2.000 millones de dólares, y hoy es de 15.000 millones de dólares. Es decir, se ha multiplicado por siete, en buena parte por la década de bonanza económica, pero no se previó el desgaste que iban a sufrir las rutas, y hoy estamos con esa situación y no vemos, más allá de los anuncios formales, una disposición del gobierno para solucionar el tema al corto y mediano plazo”, reflexionó.

Fuente: Semanario Crónicas