Entrevista al intendente de Florida Carlos Enciso en el semanario Búsqueda

Entrevista al intendente de Florida Carlos Enciso en el semanario Búsqueda

Entrevista al intendente de Florida Carlos Enciso en el semanario Búsqueda

“Si queremos ser una gran orquesta no podemos tocar todos el mismo instrumento y con la misma partitura”, opina el intendente de Florida, quien armará su propia columna dentro del sector Todos.
Para llegar al poder, el Partido Nacional necesita una oferta electoral que dé espacio a “contradicciones”, como hizo el Frente Amplio.

Entrevista de Federico Castillo

Uruguay está demasiado estático, dice el intendente de Florida, el blanco Carlos Enciso. Y la reflexión lo lleva al pensador polaco Zygmunt Bauman, fallecido hace unas semanas. Enciso lo cita y habla sobre lo “líquido” de una política cada vez más desprovista de estructuras sólidas, más expuesta a lo impredecible, a lo espontáneo. Y entonces habla de la arista extrema que representa el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su ”política exterior dependiente de un tuit enviado a última hora de la tarde desde el Salón Oval”. Y después Enciso vuelve con su razonamiento al Uruguay. Al Frente Amplio. Dice que el partido de gobierno es la “antítesis de la política líquida”, con sus “candidatos y líderes estáticos y previsibles desde hace 20 años”. Otro extremo. Hay que pararse en el medio, dice Enciso. Y ahora habla del Partido Nacional. “Hay una política tradicional que se debe conjugar con los medios tecnológicos que avanzan”. Y manda un reclamo a la interna: “Hay que abrir el armado electoral abajo para complementar el movimientismo electoral, cultural y político que tiene el Frente Amplio”. El intendente de Florida, que transita su segundo período de gobierno departamental, busca agitar lo que parece quieto dentro de su sector, aún cuando su líder Luis Lacalle Pou pidió “pinchar la burbuja electoral”. Asegura que para eso saldrá de su zona de confort y no esperará sobre la raya que otro decida en qué lugar lo pondrá en una lista al Senado. Armará su propia columna dentro de Todos. En su plataforma planteará llevar experiencias de administraciones departamentales al plan de gobierno, propondrá crear una Agencia Nacional de Descentralización e insistirá con un concepto que viene repitiendo desde hace un tiempo: los blancos gobiernan hace 25 años el 70 % del territorio nacional. Hay experiencia de gestión, sostiene Enciso, y pone a su propio departamento como ejemplo de eficiencia energética y de tratamiento de los residuos. “En lo departamental el Partido Nacional viene gobernando bien. Esto no se ha valorizado ni hacia adentro ni hacia afuera. No se jerarquizan las gestiones del interior porque no tienen la necesaria difusión”.

Lo que sigue es un resumen de su entrevista con Búsqueda

—Usted ha reclamado que se mire más para dentro del país para replicar modelos exitosos de gestión. ¿Siente que en el Partido Nacional han quedado relegadas estas miradas?

—Sí. A ver, quienes han sido nuestros candidatos por el partido en los últimos 15 años conocen esta realidad. Pero evidentemente, a veces, por la lógica de los hechos, por quienes marcan y arman la agenda, por el discurso muy parlamentarizado que hay, donde los grandes temas nacionales solamente los manejan en el Parlamento algunos compañeros, a veces estas cuestiones quedan en un segundo plano. Y estas cuestiones son contenido, son gestión y también deben ser agenda de gobierno. Por eso hay que comprender que estos temas también tienen que estar con más incidencia en un plan de gobierno. Pero también en la agenda de discusión de coyuntura.

—¿Por ejemplo?

—Cuando se habla de la bancarización, donde hay posturas como la del economista Mario Bergara, que demuestran su solidez como técnico, ¿cómo hago para decodificar yo en Florida eso que está muy bien planteado y es muy sólido? Porque viene un carrero, de los cientos que hay en el departamento que viven de sacar arena y leña, y me dice “che, Pájaro, cómo voy a hacer ahora que para echar nafta de noche me piden tarjeta de débito, si yo nunca tuve un trabajo en blanco”. Entonces cómo le explicamos a esa gente común, que no está en el sistema financiero, y que entran en esas calesitas usureras de las prestadoras, en un círculo vicioso del que no se sabe cuándo van a salir. Cómo rompemos eso y le hablamos de una ley de bancarización que nos exigen organismos financieros internacionales. ¿Ese tema dónde está en la agenda?

—¿Falta bajar al llano, falta contacto con la gente en la discusión parlamentaria?

—Sí, ojo, no digo que los diputados no hagan su rol y no tengan contacto. Lo que falta es que a mediano plazo algunos de estos temas estén en la agenda del gobierno. Hoy no los tenemos. Si queremos ser una gran orquesta no podemos tocar todos el mismo instrumento y con la misma partitura. ¿Por qué no podemos, sin desafinar en lo estratégico y en los grandes objetivos, cada uno tener su propia música? ¿El Frente Amplio qué es? Ha sido eso. Son cuatro o cinco enunciados históricos, y se pusieron de acuerdo en un programa y en llegar al poder. Hoy son un gobierno que tiene contradicciones pero a la hora de la elección son una gran maquinaria electoral que despliega matices y diferencias con 10, 11 listas al Senado. Y con eso ganan elecciones.

—¿Y eso puede pasar dentro del Partido Nacional?

—Nosotros tenemos que tener la capacidad de ampliar y de generar estos espacios para que yo pueda, por ejemplo, con otro grupo de compañeros tener una corriente de opinión, que es lo que estoy generando ahora y sondeando. No sé si será una expresión electoral al Senado, tal vez pueda serlo, creo que no habría problemas. Pero en principio una corriente que tenga un discurso no interior contra Montevideo. Diferente. Desde la gestión, desde el contacto con la gente sí, pero tampoco sin tocar los temas urbanos o los temas de fondo. No haciendo una falsa dicotomía sino siendo atentos y celosos con el desarrollo del interior, pero cuestionando algunos temas de fondo, como el monopolio histórico de UTE para la generación y venta de energía. Y no hablo de privatizar, pero ¿qué pasa con los gobiernos departamentales que tienen su parque eólico, por qué el viento que pasa por arriba de Florida no deja energía subsidiada para la ciudad, para que a la gente le salga menos? A mí UTE me rompe los caminos y yo la veo pasar. Lo mismo pasa con la explotación minera o los recursos hídricos. ¿Esas cosas dónde están en el programa de gobierno nuestro? No sé si están. Yo quiero incorporarlas, yo quiero dar el debate. Yo y otro grupo de compañeros que piensan igual.

—¿Esta especie de columna propia estaría dentro de Todos? ¿Ya lo habló con Lacalle Pou?

—Ya lo hemos hablado, me falta darle alguna forma. Creo que se entendió nuestro objetivo, que no es meramente un lugar en el Senado. Luis me decía que me tenía en cuenta para algunas de las listas que hoy se están armando, pero mi razonamiento fue el inverso: yo quiero salir de la zona de confort. ¿Qué es lo que hacen casi todos los intendentes cuando no pueden repetir? Tratar de ir en la lista del candidato mejor posicionado, y aparecer tres meses antes de una elección a trabajar en el interior. Bueno, yo digo lo inverso. Yo tengo dos años más de gestión pero también me puedo desdoblar para recorrer y articular organizaciones pequeñas, dirigentes que están desmotivados, gente que no es de nuestro partido y pueden ver algo con un matiz diferencial y se motivan a generar una corriente de opinión que puede ser sí una lista al Senado dentro del sector, pero es salir de la zona de confort y no quedarme esperando sobre la raya a ver en qué lugar cree el principal líder que me debe poner en una lista.

—¿Cómo cree que puede impactar esta idea en la interna de Todos?

—Muy positivo. Primero porque aquellos que especulan por lugares pueden estar tranquilos que va a haber un lugar menos en un lugar de expectativa. No debería molestar, es otro espacio para que lo use otro compañero. Pero además esto es para ayudar a que nuestro candidato tenga una expresión electoral mayor en un momento de cierta confusión en el armado político electoral que tiene el partido. Ojalá el otro sector se consolide y llegue bien a la interna, pero precisamos de todos.

—¿Piensa sumar algunos dirigentes del otro sector?

—Esto es abierto.

—¿Tiene nombres?

—Yo sé que van a aparecer dirigentes atraídos por la propuesta. Sobre todo del interior. Pero creo que no hay que hacer esa antropofagia interna de comernos dirigentes. Hay que buscar gente nueva, desde abajo para arriba, una lista más de indios que de caciques. Y en eso yo me tengo más fe que traer grandes nombres, de gran trayectoria. Mi objetivo es crecer con gente que hoy está desmotivada, gente sin espacio. Bienvenidos sean.

—Algunos dirigentes de su sector están masticando la idea de que no haya elecciones internas, de cerrar una fórmula ahora para evitarse el desgaste de una competencia entre compañeros. ¿Usted piensa que tiene que haber internas?

—En su momento se lo dije a los principales involucrados. Por más que la fórmula sea óptima y haya un acuerdo de dirigentes, siempre va a haber militantes, dirigentes intermedios, o compañeros que quieran plebiscitarse en una interna. No soy de la idea de que sea bueno cerrar fórmulas. Y más cuando el argumento es por una cuestión de alivio económico. Ya nos costó y tuvimos muchas fugas en el partido con la reforma constitucional del 96, esto sería sobreabundar en algo que fue negativo. La interna sirve, es la garantía para ganar en la cancha y no en la liga, por más que en la liga seas mayoría. Con la interna se evitan fugas, descontentos. Me da la impresión de que es una cosa laudada.

 

Fuente: Semanario Búsqueda

Related Articles

Close