Javier García: “El FA nunca quiso hacer de la lucha contra la inseguridad una política de Estado”

Javier García: “El FA nunca quiso hacer de la lucha contra la inseguridad una política de Estado”

Javier García: “El FA nunca quiso hacer de la lucha contra la inseguridad una política de Estado”


El senador nacionalista considera que “hay un problema de crisis de autoridad y eso genera un clima de impunidad”: “El delincuente saca cuentas y ve que el delito no se persigue”.


El miércoles robaron más de dos millones de pesos de una remesa en el cambio ubicado en el Montevideo Shopping. Cuatro delincuentes ingresaron fuertemente armados y amenazaron a los empleados. Es el segundo robo con características similares en 48hs; el martes, robaron una remesa en el estacionamiento del Nuevo Centro. Y en los últimos meses se han registrado varios asaltos con accionar similar.

Los últimos hechos de violencia y robos vienen siendo fuertemente cuestionados por la oposición. El senador nacionalista Javier García en reiteradas oportunidades ha reclamado el cambio de las autoridades del Interior ante la falta de respuestas concretas y efectivas.

El pedido de Bonomi me pareció un atrevimiento porque es parte de una mentira. El Frente Amplio nunca quiso hacer de la lucha contra la inseguridad una política de Estado. Se apoderó de todas las decisiones.

En 2005 la primera decisión fue liberar presos diciendo que eran las víctimas de la pobreza. La gente de bien pasó a ser los victimarios. En 2016 nos convocó el presidente a la Torre Ejecutiva: nosotros llevamos 30 proyectos de ley con propuestas para este tema. Después de seis meses de trabajo, apenas pudimos lograr que el Frente remitiera cuatro proyectos de ley. En el Parlamento, el Frente Amplio no votó esos proyectos. Quien no quiere una política de Estado es el Gobierno.

Hay un problema de crisis de autoridad y eso genera un clima de impunidad. ¿Qué no han hecho las autoridades para llegar a este clima de violencia? Han permitido la falta de autoridad, de límites, de responsabilidad. Hay un discurso que ha propiciado que el delincuente saque cuentas. Las penas no se cumplen, los victimarios terminamos siendo la gente de bien.

El delincuente saca cuentas y ve que el delito no se persigue, que si lo agarran es más negocio estar un tiempo preso y después quedarse con lo que se llevó, o que directamente queda impune. En Uruguay hay una epidemia de homicidios.

 

Fuente: Teledoce.com

Related Articles

Close