Senador Lacalle Pou pone en la mira a los frentistas disconformes

Senador Lacalle Pou pone en la mira a los frentistas disconformes

Senador Lacalle Pou pone en la mira a los frentistas disconformes

En dos días de cónclave, el sector Todos liderado por Luis Lacalle Pou, definió la estrategia que llevará adelante para posicionarse de cara a las próximas elecciones. El líder nacionalista entiende que el presidente Tabaré Vázquez "se refugia en el poder" y que su gobierno está "lejos" de la gente y "en retirada", por lo que existe una oportunidad de lograr "mayorías sociales", captar más votantes del centro y frentistas disconformes; y con miras a las elecciones de 2019, "ayudar" así al Frente Amplio "a terminar en tiempo y forma" su gobierno, "pero bien, porque si es por el FA esto no va a terminar bien".

Con esos conceptos Lacalle Pou cerró ayer el congreso nacional en Trinidad, Flores, ante cerca de 500 asambleístas, reflejando la voluntad de ocupar un espacio de centro en el espectro político con el que se pueda cimentar un triunfo electoral.

Lacalle Pou fue crítico con la gestión del presidente y algunos gobernantes, pero su mensaje mostró una clara dirección: llegar a los frenteamplistas desencantados que mañana podrían apoyarlo sin perder identidad para instalar un nuevo gobierno. Y afirmó en el encuentro de Todos que varios ministros del actual gobierno han "fracasado", como los titulares de Interior, Eduardo Bonomi, y de Educación, María Julia Muñoz. Pero no se le pedirá la renuncia porque tiene claro que hacerlo "causa un efecto contrario". Ayer a mediodía, en el cierre de la reunión en el Teatro Artigas de Trinidad, el líder del sector criticó la "lejanía" del gobierno para con la ciudadanía. "Si el presidente insiste en mantener ministros que fracasaron, lejos de engrandecer su autoridad, empequeñecen una gestión de gobierno", sostuvo, y agregó que en un gobierno "normal" Bonomi y Muñoz habrían dejado los cargos.

Sin fusión.

La convocatoria en Trinidad significó una puesta a punto de lo actuado y de lo que se viene. "Aquí y ahora (será) el punto de partida de nuestra acción política en los próximos tiempos, en el que tenemos que aclarar qué es lo que podemos hacer y cómo hacer coincidir las mayorías sociales con las mayorías políticas", sostuvo Lacalle Pou.

Reiteró que el Partido Nacional no se aliará con ningún otro partido para ganar la elección, sino que promoverá acuerdos específicos en una agenda a definir. "Por allí anda un discurso de fusión, que es no conocer la tradición nacional, resulta que ahora la historia hay que borrarla de un plumazo; no somos eso", aclaró. Más adelante habló de "la libertad de asociarse en un partido político", y que "ahora los que hablan de fusión están aceptando la incapacidad de que por pertenecer a distintos colectivos no nos podemos poner de acuerdo, es una definición patológica por la fusión", agregó, para aclarar que "nosotros no hacemos nada por la negativa".

Engaño.

El líder de Todos consideró que el Partido Nacional debe hacer cumplir los acuerdos "porque el desgaste de la política no está solo en la ineficiencia, ineficacia o falta de voluntad, también está en la falta de cumplimiento de los compromisos", aludiendo a las coincidencias para impulsar leyes sobre seguridad pública.

"El Partido Nacional se prestó para esos compromisos; podemos haber ido (a la Torre Ejecutiva) engañados, yo creo que fuimos engañados, lamentablemente, así como dijimos al principio que no queríamos ir a una reunión para la foto o para que nos abracen a un fracaso; fuimos engañados", reflexionó.

Aseguró que el presidente Vázquez "empezó las reuniones por la seguridad pública diciendo que iba a cambiar la política de seguridad y que lo que se aprobara en la Torre Ejecutiva iba luego a hacerse efectivo en el Parlamento", pero "terminó diciendo que él no se podía meter en el Parlamento porque había separación de poderes, al mismo tiempo que fue a buscar a cuatro diputados díscolos para que votaran un ajuste fiscal" como el que está incluido en la Rendición de Cuentas.

Luego aseguró que "no somos hijos de cuanto peor mejor, no somos reaccionarios, no es que el gobierno está allá y nosotros salimos corriendo para acá; nosotros nos paramos, somos coherentes, dijimos en la campaña (política) lo que pensábamos. Lamentablemente el tiempo nos dio la razón, y aquí estamos esperando a que aquella mayoría política, venga a esta mayoría social y cambiar el país en el próximo año y no estar esperando un nuevo proceso electoral en octubre del 2019".

Al culminar el Congreso de Todos, el líder del sector reflexionó que "las próximas instancias de gobierno deben tener una base más amplia y más ancha de partidos", y que en ese sentido es necesario pensar en un Poder Ejecutivo que tenga "las figuras más representativas de los partidos políticos trabajando para empujar al país".

Y apuntó que "tenemos un gobierno en retirada que lo tenemos que ayudar a terminar bien su mandato, porque si es por el Frente Amplio esto no va a terminar bien".

A su vez, en el Congreso la economista Azucena Arbeleche expresó que una política fiscal y monetaria junto con las reformas aún pendientes, "es la única manera de conducir responsablemente la economía".

Fuente: El País

Related Articles

Close