Fondo de Solidaridad

El Fondo de Solidaridad nació como una idea impulsada por el Senador Luis Alberto Lacalle a la que él mismo, siendo Presidente, dio finalmente sanción. El propósito de la iniciativa era generar instrumentos para que los estudiantes con dificultades económicas recibieran apoyo para acceder a los estudios universitarios. El espíritu del proyecto se puede deducir de una expresión que, en aquel momento, se utilizó mucho. Se decía que el fin perseguido con el Fondo de Solidaridad era que, quien había mejorado su vida por haber logrado un título universitario, colaborara con el joven que se iniciaba para que éste tuviera  las mismas oportunidades de progresar. El proyecto terminó por aprobarse por la unanimidad de ambas cámaras.

Con el paso del tiempo las cosas fueron cambiando y se desnaturalizó el espíritu original. En  2002, con la crisis, se aprueba un  adicional al Fondo de Solidaridad que afectó a las carreras de mayor extensión con un gravamen cuyo destino ya no fue la financiación de becas sino los gastos universitarios. Este adicional se dedica a inversiones en infraestructura, descentralización, enseñanza y publicaciones. La intención fue aportarle recursos a la Universidad cuando presupuestalmente era imposible hacerlo.

Yendo por ese camino de apartamiento de la concepción original, la obligación de aportar terminó por alcanzar  a egresados de la enseñanza pública terciaria y universitaria, sin importar si efectivamente trabaja en la profesión que estudió. También se volvió irrelevante que los ingresos percibidos por el egresado sean bajos. (con la Rendición de Cuentas se modifican los montos).

Al  mismo tiempo, la burocracia comenzó a luchar por sus fueros y el porcentaje de las contribuciones usadas para gastos de administración fue creciendo. En la ley de 1994 se autorizaba hasta el 1%  de los ingresos para gastos de funcionamiento pero, por ley de 2011, el porcentaje a usar subió al 7%. El Fondo se transformó en una persona pública no estatal y en el futuro su dirección será generosamente rentada y en la misma no tendrán intervención los profesionales, siendo éste uno de los muchos cambios que operarán a partir de la aprobación de la  Rendición de Cuentas que está tratando el Parlamento.

Todo esto ocurre en una realidad diferente a la de 1994. En efecto,  la aportación que realizan los profesionales universitarios es sustancialmente mayor a partir de la aprobación de la reforma tributaria. Y, a ese aporte, debe sumarse el que se efectúa –cuando así corresponde- a la Caja Profesional. Así mismo, es también  muy diferente la situación económica del país y la magnitud del gasto público

Creemos que llegó el momento de ordenar este proceso –del que todos de alguna manera somos responsables- que a la larga podría terminar eliminando,  en los hechos, la gratuidad de la educación terciaria y universitaria. Bajo el argumento de aumentar la cantidad de becas, se va transformando el aporte solidario de los profesionales universitarios en la base y fundamento de la política nacional de becas universitarias,  y se  presenta a los profesionales como los únicos responsables de la misma.

No sabemos si el propósito del gobierno es ir, por una vía indirecta, hacia un sistema en el que pague una matrícula pero en forma diferida. Si esa fuera la intención sería bueno que se explicitara, porque el Frente Amplio sería quien estaría terminando con la tradición de la gratuidad de la educación superior pública.

Si para lograr que un mayor número de jóvenes accedan a la universidad se necesitan más becas: ¿Por qué no crear un Sistema Nacional de Becas financiado por rentas generales y ejecutado  por el Ministerio de Educación y Cultura? De esta manera se alcanzaría el objetivo perseguido y se avanzaría hacia un más justo reparto de las cargas públicas.

Gustavo Penadés

 

Comentarios del Diptuado Gustavo Penadés sobre el Presupuesto en el país.

LO QUE VA DEJANDO EL PRESUPUESTO

El Decreto Ley N° 14.897 que creó el Fondo Nacional de Recursos  fue promulgado por Aparicio Méndez el  23 de mayo de 1979. Se conformaba  un poderoso instrumento que posibilitó el acceso universal a la medicina altamente especializada.  Paradójicamente, es el Frente Amplio,  en el presupuesto nacional, quien quiere limitar el acceso universal a los medicamentos de alto costo, obligando a los enfermos a peregrinar y gastar dinero en los estrados judiciales.

Esta es una de las innovaciones  que trae un Presupuesto que  aumenta el gasto público y el peso del Estado, pero que no propone ningún cambio para cumplir mejor sus obligaciones.

El escenario  económico no es auspicioso.

Durante la campaña electoral el Partido Nacional dijo que se estaban encendiendo “luces amarillas” y que era necesario ir tomando medidas para cuando las cosas no se pusieran peor. Las advertencias fueron despreciadas, tachando a sus autores de ignorantes y alarmistas. Lo peor, es que ya en 2011 se podía ver que la competitividad se deterioraba y  los expertos  coincidían en que se terminaban los factores externos favorables.

Pasada la elección, la realidad se impuso . El déficit fiscal de 2014 fue 3,5 % el lugar del  0.8% proyectado. En 2015  será también de  3,5 % (más alto que en el  año 2004). La deuda externa al terminar el quinquenio habrá aumentado en 10.000 millones de dólares, resultado del déficit anual estimado de 2.000 millones. El gobierno espera un crecimiento de la actividad económica que por ahora es difícil que se concrete.

Por el lado de los ingresos, se aumentan tributos, tasas y contribuciones – como en el Fondo de Solidaridad-, pero  la recaudación no tiene mucho más margen para aumentar si la actividad económica se reduce y la evasión continua en niveles bajos.

Las tarifas públicas se seguirán usando para hacer caja, según dijo Astori  y viene sucediendo desde enero

En este escenario el equipo económico – el mismo que gobierna desde 2005- elabora un presupuesto con aumento del gasto para los dos primeros  años congelándolo luego (por podrá venir el ajuste). Como en los años anteriores aumentan los gastos de funcionamiento, aumentan los  cargos de confianza política y la cantidad de funcionarios.

Por otra parte,  continúa la tendencia a incorporar funciones en la órbita de la Presidencia de la República y a privatizar otras por la vía del crecimiento descontrolado del Estado Paralelo.  No se conocen detalles del plan de obras del Ministerio de Transporte, y en la Educación se reiteran los buenos propósitos de gobiernos anteriores sin  avizorar cambio real alguno.  El Estado seguirá creciendo y costando más a los ciudadanos sin que al Gobierno le importe la calidad de sus servicios.

Capítulo aparte merece la actitud del Frente Amplio en relación al Poder Judicial y a los organismos de contralor: Ni un peso de aumento, como si estuvieran en penitencia o se les advirtiera de que no pueden contradecir al Ejecutivo. Y, en esa línea, de soslayar la separación de poderes y el Estado de Derecho, se enmarca la consagración en la práctica de la irresponsabilidad del Estado en los juicios que lleven adelante funcionarios públicos o tercerizados.  Al final, dependerá de la voluntad del jerarca de turno el cumplimiento de las sentencias condenatorias contra el Estado. Otra vez es el mismo Estado quien  modifica la Ley según le conviene y se  pone por encima de ella.

En definitiva, se aprueba otro presupuesto en que lo que abunda es la irresponsabilidad, la imprevisión y la impericia, al igual que en los años anteriores.

 

Gustavo Penadés

El diputado Gustavo Penadés, estableció que el Presupuesto “está desfinanciado, y el Estado va a gastar más de lo que le ingrese”.

Al contrario de blancos y colorados, que dijeron en la discusión que el resultado de las empresas públicas, la inseguridad y la falta de efectividad en el combate al delito, sumados a la situación de la educación, muestran que desde 2005 “vivimos una década perdida”.

La metodología de medición de los indicadores estuvo, por esto, en medio de la discusión.

En la presentación de su informe en mayoría, el frenteamplista Óscar Groba dijo que el Presupuesto se inscribe en “un contexto externo desfavorable” pero que “el país seguirá creciendo, aunque a un ritmo menor. Se iniciará con un 2,5% y esperemos que termine este gobierno cerca del 3% de crecimiento”.

Dijo que en los gobiernos de blancos y colorados los salarios docentes “claramente no eran prioridad” y llegaron a “los niveles más bajos de la historia”. Y recordó que “cuando llegó el Frente Amplio al gobierno pusimos a la educación entre las prioridades. Hoy los recursos son el 4,7% del Producto, casi US$ 2.500 millones”.

El informe en minoría, a cargo del nacionalista Gustavo Penadés, estableció que el Presupuesto “está desfinanciado, y el Estado va a gastar más de lo que le ingrese”. Penadés dijo que durante la campaña electoral se había advertido sobre el escenario problemático y que desde el Frente no se tomaba en cuenta.

Afirmó que desde marzo de 2005 a este año el equipo económico es el mismo. “El déficit fiscal que el país tiene es altísimo, decir que es manejable es una audacia”. Según Penadés, para “sostener” este Presupuesto el crecimiento del país debía ser del 5% del Producto.

“Las luces amarillas se prendieron en 2011 y nadie, nadie del gobierno hizo nada. Primero porque pusieron el piloto automático y después por la campaña electoral”. Tras anunciar que los colorados no votarían en general el Presupuesto, el diputado Germán Cardoso dijo que “no corre más la herencia maldita”.

Fuente: El País.

El diputado Gustavo Penadés, afirmó que el ministro Danilo Astori actuó con “deshonestidad intelectual o ignorancia”

Los partidos de la oposición cuestionaron ayer las previsiones del Gobierno Nacional en su presupuesto, por entender que son más auspiciosas de lo que realmente llegue a suceder. El miembro informante del Partido Nacional, el diputado Gustavo Penadés, afirmó ayer que el ministro Danilo Astori actuó con “deshonestidad intelectual o ignorancia”. Dijo que este presupuesto está armado sobre la idea de que el país crece más de lo que va a crecer y con menos inflación de la que va a haber, y con una caída del PBI mayor a la que el gobierno prevé”.

El diputado blanco recordó que el Poder Ejecutivo anunció un presupuesto audaz y responsable, “pero opinó que “es bastante irresponsable”.

Dijo que en este presupuesto aparece un nuevo concepto “que es el esfuerzo fiscal, que es otra forma de decir ajuste fiscal”. Agregó que el viento de cola se acabó y dijo que en la campaña electoral el FA hizo promesas que no se podrán cumplir.

En tanto, el diputado nacionalista Jorge Gandini indicó que “cada vez hay un componente más grande del gasto público que se administra sin que el Parlamento tenga algo que ver. Los entes autónomos, particularmente las empresas públicas, manejan cada vez un gasto más grande de los fondos públicos y lo hacen con una autonomía distante del Parlamento porque su presupuesto lo aprueba la OPP. Además, estas han constituido un centenar de sociedades anónimas que ejecutan sus presupuestos lejos del Tribunal de Cuentas y del Parlamento Nacional”.

Otros actores nuevos para Gandini son los fideicomisos, “hoy pateamos una baldosa y salta un fideicomiso. Hay fideicomiso para bailar en el Ballet Nacional, para el Fondo de Solidaridad y para construir liceos, escuelas, establecimientos del INAU, de la Universidad, de lo que busque. Los fideicomisos no son otra cosa que organizaciones privadas que manejan fondos públicos cuyos resultados no conocemos”.

Por su parte, el diputado colorado Germán Cardoso, miembro informante de su partido, dijo que su colectividad política no votará el presupuesto en general. “El Interior sigue siendo el gran postergado. Se ‘engorda’ al Estado, se crean impuestos”. Recordó que en su departamento (Maldonado) “las colas para el seguro de paro se multiplican por miles”. Dijo que el propio ministro Astori habla de una “gestión nefasta” de las empresas públicas. Enfatizó que el FA engañó a la ciudadanía porque ya sabía que no podría cumplir con sus promesas.

El representante del Partido Independiente, el diputado Iván Posada, dijo que comparte lo expresado por el ministro Astori con que Uruguay no está en crisis. “Pero es bueno que se señale, que si bien no hay una situación de crisis, sí hay una situación complicada en Brasil y China, y una caída de commodities que van a impactar en la desaceleración del crecimiento de la economía uruguaya. Las proyecciones económicas del gobierno están sobreestimadas”.

El diputado de Alianza Popular Eduardo Rubio planteó la moratoria de la deuda externa y utilizar una parte de las reservas para mejoras presupuestales, así como la derogación de las AFAP que tienen acumulados unos US$ 10 mil millones.

Fuente: La República. 

Según el diputado Gustavo Penadés, el ministro Danilo Astori actuó con “deshonestidad intelectual o ignorancia”

El diputado Gustavo Penadés afirmó que el ministro Astori actuó con ”deshonestidad intelectual o ignorancia” y que el FA ”ocultó y negó” deterioro económico.

Astori actuó con “deshonestidad intelectual o ignorancia y ahora está ajustando”, afirmó el diputado nacionalista Gustavo Penadés durante su alocución en la sesión de la Cámara de Representantes que discute el Presupuesto Nacional. Según consideró el legislador, el Frente Amplio “ocultó y negó” el deterioro económico que se estaba produciendo, “ocultando lo que pasaba, sobre todo en el año electoral”.

Penadés, miembro informante del Presupuesto por el Partido Nacional, afirmó que el equipo económico “es el mismo que viene desde 2005 encabezado por el ministro Astori” y los “problemas económicos por los que atraviesa Uruguay comenzaron años atrás, por lo menos en el año 2011, cuando la competitividad comenzó a empeorar afectando nuestra s exportaciones”.

“Frente Amplio está haciendo un ajuste fiscal a través del uso de aumentar los precios de las tarifas púbicas y de otras instrumentos”, estimó Penadés.

En la línea económica, el legislador puso en duda las cifras presentadas por el gobierno, y considero que “es muy negativo” llegar al final de quinquenio con 2,5% de déficit fiscal.

 

Recursos

El Poder Ejecutivo “puso en penitencia” al Poder Judicial, al Tribunal de Cuentas, al Tribunal de lo Contencioso y a la Corte Electoral, estimó Penadés en alusión a la “negación” de recursos que el Ejecutivo tuvo para con esas áreas.

En la línea de los recursos, el legislador criticó la contratación de 1400 funcionarios por parte del Ministerio de Desarrollo Social.

“Militarización”

La “militarización de la Policía a través de aumentar el poder de la Guardia Republicana es tremendamente preocupante”, estimó Penadés.

Además, consideró que es “lamentable” seguir castigando a las Fuerzas Armadas y que se pretenda aumentar “mil y pocos pesos” a los soldados a través de la eliminación de la mitad de las vacantes.

 

Fuente: Montevideo Portal

Diputado Gustavo Penadés sobre la asignación de recursos para el PJ: es una “penitencia” del FA

El diputado Gustavo Penadés cuestionó la asignación de recursos para el Poder Judicial fijada en la ley de Presupuesto que se discute actualmente en el Parlamento. El nacionalista denunció que el Presupuesto que votará el Frente Amplio en la Comisión de Hacienda “no le da ninguna partida ni mejora a todos los organismos que tienen como misión controlar la acción del Poder Ejecutivo”.

Luego de que la oposición votara en bloque de forma negativa el proyecto de ley de Presupuesto en general, el nacionalista lamentó que “se confirmó que el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio no darán ninguna partida especial para atender los reclamos del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, la Corte Electoral y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo”.

“Es la primera vez que yo recuerdo en muchos años que (el Poder Judicial) no recibe ningún tipo de asistencia presupuestal del Poder Ejecutivo”, aseguró Penadés, denunciando que “se está castigando a los organismos encargados de controlar al gobierno”.

“En un presupuesto de US$ 14.000 millones, que lo que se haya decidido repartir son nada más que US$ 20 millones, estamos hablando de chauchas y palitos. Es muy poco el dinero”, insistió el nacionalista. “Pero además, en lo sustantivo, que es donde la bancada de legisladores tendría que haber puesto especial atención, que era el Poder Judicial, no van a ser atendidos en este presupuesto”, agregó.

Por último, Penadés consideró que esta situación “denota una especie de penitencia en la que el Frente Amplio decidió poner a estos organismos, producto de diferencias”.

 

Fuente: La República.

El diputado Gustavo Penadés cuestionó que Frente Amplio no aumentara recursos al Poder Judicial

“Es la primera vez que yo recuerdo en muchos años que no recibe ningún tipo de asistencia presupuestal del Poder Ejecutivo”, lamentó el diputado Penadés.

El diputado nacionalista Gustavo Penadés habló de la redistribución de recursos que realizaron los diputados del Frente Amplio en el proyecto de Ley de Presupuesto, los que valoró como menores y poco significativos. Además, cuestionó que no se votaran más fondos para el Poder Judicial ni el Tribunal de Cuentas, ni el Tribunal de lo Contencioso Administrativo ni tampoco la Corte Electoral.

“Se está castigando a los organismos encargados de controlar al gobierno”, afirmó Penadés. “En un presupuesto de US$14.000 millones, que lo que se haya decidido repartir son nada más que 20 millones estamos hablando de chauchas y palitos. Es muy poco el dinero. Pero además, en lo sustantivo, que es donde la bancada de legisladores tendría que haber puesto especial atención, que era el Poder Judicial, no van a ser atendidos en este presupuesto. Es la primera vez que yo recuerdo en muchos años que el PJ, el TCA y la Corte Electoral no reciben ningún tipo de asistencia presupuestal del Poder Ejecutivo”.

Fuente: Teledoce

Diputado Gustavo Penadés reclamó la renuncia del presidente del Codicen, Wilson Netto

El diputado Gustavo Penadés (Todos) reclamó ayer la renuncia del presidente del Codicen, Wilson Netto, luego de que se resolviera el desalojo por la fuerza de la sede del organismo que fue ocupado durante cinco días.

El presidente del organismo aseguró por teléfono a la dirigencia sindical que no había pedido la desocupación que derivó el pasado martes por la noche en violentos incidentes con la Policía. A su vez, informó que tampoco existió una orden judicial que obligara al Poder Ejecutivo a ordenar el desalojo.

Tras estas aclaraciones de Netto, Penadés opinó en rueda de prensa que si el presidente del Codicen no sabe quién pidió el desalojo de las oficinas “es un claro síntoma de que nadie manda”. Según el diputado blanco, constituye “un error no haber cambiado todas las autoridades de la educación para generar la sensación de que las cosas cambiaban”.

Para Penadés, la educación pública está inmersa en una profunda crisis y “todas las señales que se dan” indican que “nadie manda y que cada uno puede hacer lo que quiera”.

Sobre la participación de dirigentes de Plenaria Memoria y Justicia en las movilizaciones estudiantiles, Penadés sostuvo que “hay grupos que están esperando la discusión del Presupuesto para armar lío y aprovechan cualquier oportunidad”.

 

Fuente: El País

Diputado Gustavo Penadés: “El profesor Netto debería irse”

El diputado Gustavo Penadés (Todos) dijo esta mañana que el “profesor Netto debería irse” al ser consultado por los hechos acaecidos al desalojarse la sede del CODICEN.

Dijo que si el presidente del CODICEN no sabe quien pidió el desalojo de las oficinas del CODIDEN es un claro “síntoma de que nadie manda”.

Penadés planteó que es “un error no haber cambiado todas las autoridades de la Educación para generar la sensación de que las cosas cambiaban”. Para el diputado nacionalista la “Educación está en una profunda crisis y que todas las señales que se dan es de que nadie manda y que cada uno puede hacer lo que quiera”.

También en relación a los enfrentamientos el legislador aseguró que se “hay grupos que están esperando la discusión del Presupuesto para armar lío y aprovechan cualquier oportunidad” en alusión a la presencia de los militantes del sindicato del taxi y de Plenaria Memoria y Justicia.

Por su parte, consultado sobre la participación del Ministro de Ganadería en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, el diputado Gustavo Penadés se refirió a que “panorama que pintó el Ministro es muy preocupante ya que anunció que las pérdidas en este año por problemas de competitividad, baja de precios y otros factores será de unos 1.100 millones de dólares”, sobre las aspiraciones de los intendentes, dijo que no votará el aumento de la Contribución Inmobiliaria Rural; y sostuvo que los recursos para reparar la caminería rural deben ser obtenidos de “otras partidas presupuestales. Se pueden obtener recursos sin aumentar impuestos” y se deben repartir teniendo en cuenta lo que ya reciben Montevideo y Canelones.

Fuente: Municipalesuruguayas.com

Diputado Gustavo Penadés se refirió a los recursos asignados al Ministerio de Desarrollo Social “No está claro en qué se gasta”

En pleno debate sobre la Ley de Presupuesto, el diputado nacionalista Gustavo Penadés se refirió a los recursos asignados al Ministerio de Desarrollo Social (Mides), cuestionando los resultados obtenidos a raíz de las políticas aplicadas por la cartera durante los últimos períodos de gobierno.

“El Mides podrá gastar más de mil millones de dólares en cinco años, pero no está claro cómo lo hará”, señaló Penadés, en declaraciones publicadas por el sector Todos, del Partido Nacional. “200 millones de dólares por año divididos entre la población vulnerable es mucha plata”, sostuvo el legislador, agregando que “no está claro cómo se gasta y si la gente mejora su vida” a raíz de las políticas sociales.

Según el diputado, “los estudios dicen que el 20% de la población de clase media vulnerable está en condiciones de caer en la pobreza”, y para el Banco Mundial “clase media en Uruguay son las personas que ganan $300 por día; y hay 445.000 trabajadores que ganan $15.000”, agregó Penadés.

Asimismo, el diputado restó mérito a las gestiones frenteamplistas, al afirmar que “cuando la economía mejoró y apareció trabajo, fue el trabajo lo que hizo que la gente mejorara y no las políticas estatales”.

Por último, el nacionalista celebró la decisión del gobierno de detener las contrataciones de organizaciones suministradoras de personal en el Mides, aunque insistió en que el destino de los recursos no está debidamente explicado. “No está claro en qué se gasta”, sentenció.

 

Fuente: La República