Senador Luis Lacalle Pou afirmó que “muchos uruguayos no disfrutan derechos básicos”

Luis Lacalle Pou recorrió el barrio “El General” de la ciudad de Colonia en la tarde del viernes 25. Se trata de un suburbio que creció sin planificación como la Ciudad de la Costa (Canelones) y la Ciudad del Plata (San José).

Lo primero que el senador percibió en “El General” es que allí había escasa presencia del Estado. “A mí no me cabe duda de que en Ancap sobró Estado”, ironizó ayer Lacalle Pou ante un auditorio de 400 militantes del Espacio 40 que participaron en el Congreso Ideológico “Wilson Ferreira Aldunate” realizado en el Hotel NH Columbia.

Durante su discurso, el parlamentario blanco recordó que hay quienes creen que en el mundo hay una batalla entre individuos y, a menudo, hacen referencia a la famosa frase del filósofo Thomas Hobbes de que “el hombre es lobo del hombre”.

Lacalle Pou dijo que, en una reciente entrevista, el líder del MPP, José Mujica, adhirió a que hoy existe una lucha del hombre contra el hombre. “Con razón tanto relativismo (por parte de Mujica). Este hombre las dio perdidas desde el principio y yo las doy ganadas desde el principio. Él dice que nos vamos a fagocitar y yo pienso que esa es una excepción”, explicó.

El senador expresó que, gracias a ese concepto, el Partido Nacional no se pregunta diariamente sobre su ideología. “No piensa (el Partido Nacional) cómo avanzar sobre el otro sino cómo se junta con el otro”, dijo.

Lacalle Pou destacó la tolerancia de los blancos para escuchar y aplaudir en el Congreso Ideológico del Espacio 40 al sociólogo Fernando Filgueira, vinculado al Frente Amplio, y a Nicolás Albertoni, especialista en política exterior de origen colorado, quién hizo su presentación desde Estados Unidos a través de Skype.

“Si vieran cómo aplaudieron a Filgueira. Vamos a ver si los frenteamplistas nos aplauden a nosotros”, ironizó.

En otro tramo de su discurso, Lacalle Pou recordó que el Frente Amplio gobernó hasta hace poco tiempo con mayorías parlamentarias y con “una ancha billetera” porque los ciudadanos colaboraban con el fisco.

Advirtió que los derechos están garantizados en su goce en la Constitución de la República. “Hoy (por ayer) hemos visto que quizás los más fundamentales no los podemos disfrutar. Por lo menos hay una gran cantidad de uruguayos que no los pueden disfrutar”, señaló.

En tanto, el senador y líder del Espacio 40, Javier García afirmó a El País: “El congreso se llamó ideológico porque no es verdad de que no hay ideologías. Quienes dicen que no les importa la ideología, en realidad la esconden”.

Afirmó que el partido Nacional tiene 180 años y sus postulados políticos son conocidos. “Damos certezas”, expresó.

Agregó que el Frente habló tanto de progresismo estos años que no tuvo tiempo de aplicarlo. “Entonces nos quedamos con una versión del progresismo poco y malo. Poca y mala educación. Poca y mala seguridad. Poca y mala salud. Ofrecemos en cambio muchas y buenas oportunidades”, dijo el parlamentario.

Vivir en Rolón y en Mataperros.

El senador blanco Luis Lacalle Pou se refirió a los “desequilibrios tributarios” que existen en el país. “No es lo mismo vivir en Mataperros (Salto) que en 18 y Ejido. No es lo mismo lo que paga el contribuyente de Rolón (Río Negro) y recibe en consecuencia y lo que paga y recibe el que vive en la rambla de Montevideo”, sostuvo. “¿Cómo pretendemos descentralizar si no invertimos en el punto más alejado del país?”, se preguntó.

Fuente: El País

Senador Lacalle Pou pone en la mira a los frentistas disconformes

En dos días de cónclave, el sector Todos liderado por Luis Lacalle Pou, definió la estrategia que llevará adelante para posicionarse de cara a las próximas elecciones. El líder nacionalista entiende que el presidente Tabaré Vázquez “se refugia en el poder” y que su gobierno está “lejos” de la gente y “en retirada”, por lo que existe una oportunidad de lograr “mayorías sociales”, captar más votantes del centro y frentistas disconformes; y con miras a las elecciones de 2019, “ayudar” así al Frente Amplio “a terminar en tiempo y forma” su gobierno, “pero bien, porque si es por el FA esto no va a terminar bien”.

Con esos conceptos Lacalle Pou cerró ayer el congreso nacional en Trinidad, Flores, ante cerca de 500 asambleístas, reflejando la voluntad de ocupar un espacio de centro en el espectro político con el que se pueda cimentar un triunfo electoral.

Lacalle Pou fue crítico con la gestión del presidente y algunos gobernantes, pero su mensaje mostró una clara dirección: llegar a los frenteamplistas desencantados que mañana podrían apoyarlo sin perder identidad para instalar un nuevo gobierno. Y afirmó en el encuentro de Todos que varios ministros del actual gobierno han “fracasado”, como los titulares de Interior, Eduardo Bonomi, y de Educación, María Julia Muñoz. Pero no se le pedirá la renuncia porque tiene claro que hacerlo “causa un efecto contrario”. Ayer a mediodía, en el cierre de la reunión en el Teatro Artigas de Trinidad, el líder del sector criticó la “lejanía” del gobierno para con la ciudadanía. “Si el presidente insiste en mantener ministros que fracasaron, lejos de engrandecer su autoridad, empequeñecen una gestión de gobierno”, sostuvo, y agregó que en un gobierno “normal” Bonomi y Muñoz habrían dejado los cargos.

Sin fusión.

La convocatoria en Trinidad significó una puesta a punto de lo actuado y de lo que se viene. “Aquí y ahora (será) el punto de partida de nuestra acción política en los próximos tiempos, en el que tenemos que aclarar qué es lo que podemos hacer y cómo hacer coincidir las mayorías sociales con las mayorías políticas”, sostuvo Lacalle Pou.

Reiteró que el Partido Nacional no se aliará con ningún otro partido para ganar la elección, sino que promoverá acuerdos específicos en una agenda a definir. “Por allí anda un discurso de fusión, que es no conocer la tradición nacional, resulta que ahora la historia hay que borrarla de un plumazo; no somos eso”, aclaró. Más adelante habló de “la libertad de asociarse en un partido político”, y que “ahora los que hablan de fusión están aceptando la incapacidad de que por pertenecer a distintos colectivos no nos podemos poner de acuerdo, es una definición patológica por la fusión”, agregó, para aclarar que “nosotros no hacemos nada por la negativa”.

Engaño.

El líder de Todos consideró que el Partido Nacional debe hacer cumplir los acuerdos “porque el desgaste de la política no está solo en la ineficiencia, ineficacia o falta de voluntad, también está en la falta de cumplimiento de los compromisos”, aludiendo a las coincidencias para impulsar leyes sobre seguridad pública.

“El Partido Nacional se prestó para esos compromisos; podemos haber ido (a la Torre Ejecutiva) engañados, yo creo que fuimos engañados, lamentablemente, así como dijimos al principio que no queríamos ir a una reunión para la foto o para que nos abracen a un fracaso; fuimos engañados”, reflexionó.

Aseguró que el presidente Vázquez “empezó las reuniones por la seguridad pública diciendo que iba a cambiar la política de seguridad y que lo que se aprobara en la Torre Ejecutiva iba luego a hacerse efectivo en el Parlamento”, pero “terminó diciendo que él no se podía meter en el Parlamento porque había separación de poderes, al mismo tiempo que fue a buscar a cuatro diputados díscolos para que votaran un ajuste fiscal” como el que está incluido en la Rendición de Cuentas.

Luego aseguró que “no somos hijos de cuanto peor mejor, no somos reaccionarios, no es que el gobierno está allá y nosotros salimos corriendo para acá; nosotros nos paramos, somos coherentes, dijimos en la campaña (política) lo que pensábamos. Lamentablemente el tiempo nos dio la razón, y aquí estamos esperando a que aquella mayoría política, venga a esta mayoría social y cambiar el país en el próximo año y no estar esperando un nuevo proceso electoral en octubre del 2019”.

Al culminar el Congreso de Todos, el líder del sector reflexionó que “las próximas instancias de gobierno deben tener una base más amplia y más ancha de partidos”, y que en ese sentido es necesario pensar en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativas de los partidos políticos trabajando para empujar al país”.

Y apuntó que “tenemos un gobierno en retirada que lo tenemos que ayudar a terminar bien su mandato, porque si es por el Frente Amplio esto no va a terminar bien”.

A su vez, en el Congreso la economista Azucena Arbeleche expresó que una política fiscal y monetaria junto con las reformas aún pendientes, “es la única manera de conducir responsablemente la economía”.

Fuente: El País

Senador Luis Lacalle Pou afirmó que gobierno se aleja de los ciudadanos.

Cómo atraer a los votantes de centro, apolíticos, y a los frentistas desencantados con síntomas de agotamiento, fue el centro del segundo congreso del sector Todos, liderado por el senador nacionalista Luis Lacalle Pou, para definir los lineamientos que regirán su accionar en los próximos meses.

A tres años y medio de la próxima elección nacional, 450 asistentes de diferentes partes del país dialogaron en Trinidad sobre la necesidad de profundizar una política de oportunidades y de buscar acuerdos entre partidos. A la vez que criticaron la gestión de Tabaré Vázquez por “proteger los intereses del gobierno” y no los de los ciudadanos.

“Nuestro objetivo en estos años es lograr que las mayorías políticas coincidan con las mayorías sociales que piden cambios”, dice el documento analizado durante el congreso. Según se expresa, eso se perdió en los gobiernos del Frente Amplio al “decir que sí a los que gritan más fuerte”, y no resolver los problemas de ANCAP, ALUR o las deficiencias de ASSE.

El senador Lacalle Pou aseguró ayer domingo en su discurso de cierre que el Frente Amplio se “va alejando de las mayorías sociales” y que los políticos que pierden contacto con la gente, no pueden transformar su vida. El gobierno “no está dispuesto a cambiar”, dijo el líder del sector, y agregó que solo busca mantenerse “lo más que pueda” en el poder.

“El gobierno se enfrenta a una cruz de camino: o se vuelca a la necesidad de la gente o se refugia en el poder. Se refugió en el poder”, afirmó. Por eso, para el nacionalista, es necesario pensar a futuro en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativas de los partidos políticos”.

Lacalle Pou hizo hincapié en que Uruguay no es un país de oportunidades. “Son 10 años de planes de gobierno que han gastado dinero de los uruguayos y es mentira que hay igualdad”, dijo.

Por otra parte, el senador se refirió a las reuniones por seguridad convocadas por Vázquez. “Así como dijimos al principio que no queríamos ir a una reunión para la foto, triunfó por suerte el no negarse al diálogo, pero fuimos engañados por el presidente de la República”, sentenció.

En el encuentro el líder del sector expresó que hay dos barreras importantes que son la educación y la inserción internacional, y criticó que el presidente insista en mantener “ministros que fracasaron”, como la jerarca de Educación, María Julia Muñoz, y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Oposición constructiva

Durante el congreso estuvo presente también el papel del Partido Nacional como oposición. El documento acordado critica al gobierno por no haber dado espacio a las 22 medidas que el sector presentó en marzo, y por su respuesta “autocomplaciente”, ya que “todo estaba hecho”. Asegura, además, que buscan ser una oposición constructiva.

“Queremos crecer electoralmente” y “buscar acuerdos con otras fuerzas políticas”, ya que “en la situación de bloqueo y de falta de claridad estratégica” actual no se lograrán cambios.

“Vamos, presidente, que tiene cosas para hacer”, dijo varias veces Lacalle Pou durante su discurso, a la vez que expresó que quiere darle “impulso” a Vázquez. “No es que el gobierno está acá y nosotros salimos corriendo para allá”, subrayó.

De políticas de Estado a políticas nacionales

Uno de los objetivos que plantea el sector de Lacalle Pou en las definiciones hacia la interna como al exterior es la de cambiar las políticas de Estado por políticas nacionales, lo que implica no solo mayorías parlamentarias sino también acuerdos entre los diferentes partidos. Y que los objetivos “sean de todos y no solamente de uno o varios gobiernos”. “No queremos un Estado soberbio y encerrado en sí mismo”, que ignore a la sociedad, dice un documento de Todos, y pone como ejemplo la política internacional, donde “opera una puja de poder al interior del partido”, y lleva a una mayoría parlamentaria que no refleja la voluntad de la sociedad de que se comercie más para tener más inversión y empleo.

 

Fuente: Observador

Senador Lacalle Pou expresó que es necesario pensar en un Poder Ejecutivo con representación de todos los partidos políticos

Culminó este mediodía en Trinidad el Congreso Entre Todos 2016, organizado por el sector Todos liderado por el senador Luis Lacalle Pou. El evento tuvo lugar en el Teatro Artigas ante más de 450 congresales de todo el país.En su discurso de cierre, Lacalle Pou enfatizó que  “aquí y ahora resume el punto de partido de nuestra acción política en los próximos tiempos, en el que tenemos que aclarar qué es lo que podemos hacer y cómo hacer coincidir las mayorías sociales con las mayorías políticas”. 

El senador nacionalista reiteró que le preocupa que “cada vez más el Frente Amplio se aleja de la realidad de la gente” y que  “cuando la soberbia inunda el afecto se aleja”.  En su discurso hizo hincapié en presionar civilizadamente sobre un gobierno que no está dispuesto a cambiar. Lacalle Pou se volvió a referir directamente al presidente de la República. “El gobierno recién arrancó y parece que ya se estuviera despidiendo, vamos presidente que tiene cosas para hacer”, insistió.

En relación a las reuniones por la seguridad y la convivencia ciudadana convocadas por el mandatario, dijo que “asistimos engañados” y que no se cumplieron los pactos y los compromisos. “El Presidente nos dijo que no podía hacer cumplir lo pactado en el Parlamento al mismo tiempo que iba a buscar a cuatro diputados díscolos para que voten un ajuste fiscal”.

El líder de Todos recordó que hace un año en el Congreso del sector, dijo:  “El gobierno tiene una cruz en el camino que lo obliga a optar entre volcarse al sentir y a las necesidades de la gente o refugiarse en el poder”. Tras un año de aquella declaración, Lacalle Pou opinó que “cada día que pasa más se refugia en el poder”.

Sobre el cierre del discurso,  el legislador enfatizó que  “tenemos un gobierno en retirada que lo tenemos que ayudar a terminar bien su mandato, porque si es por el Frente Amplio esto no va a terminar bien”.

Al culminar el Congreso reflexionó que “las próximas instancias de gobierno deben de tener una base más amplia y más ancha de partidos” y que en sentido es necesario pensar en un Poder Ejecutivo que tenga “las figuras más representativos de los partidos políticos trabajando para empujar al país “.

Azucena Arbeleche: “Se acabó el tiempo de esperar y urge implementar finalmente una política fiscal prudente”

Ayer sábado tuvo lugar una presentación de la economista Azucena Arbeleche, asesora del sector Todos. En su presentación brindó un pantallazo global de la economía del país y  comentó cuáles deberían ser las medidas a tomar de inmediato. En cuanto al diagnóstico de la situación actual, opinó que la economía se encuentra estancada y que la mayor parte de los sectores presentan caídas en el producto.  Respecto al último dato divulgado que indica un crecimiento de la actividad de 1,4% en el segundo trimestre (en relación al mismo trimestre del año anterior) enfatizó que se explica por el desempeño del sector llamado “Electricidad, Gas y Agua” que aumentó un 145% en relación al segundo trimestre de 2015, cuando hubo una fuerte sequía.

Arbeleche remarcó que esta situación tiene su impacto en el mercado laboral, donde sigue aumentando la tasa de desempleo, aún cuando mucha gente abandona la búsqueda de trabajo. En el plano fiscal, dijo que “el gobierno recaudó como nunca pero gastó como siempre”; es decir, todo el ingreso extraordinario que se recaudó durante los años de bonanza se gastó. Agregó que a decir verdad se gastó aún más, ya que entre 2004 y 2015, mientras los ingresos en términos del producto aumentaron 1 punto porcentual, los gastos, excluido el pago de intereses, aumentaron casi 5 puntos del producto. La economista subrayó que “el manejo irresponsable de las finanzas públicas desembocó inicialmente en ajustes fiscales a través de aumento en las tarifas públicas, colocando a estas últimas como instrumentos para conseguir financiamiento, en lugar de alinearse con los costos de las empresas públicas”.

Arbeleche expresó que una política fiscal y monetaria junto con las reformas estructurales aún pendientes, “es la única manera de conducir responsablemente la economía uruguaya.” En tal sentido explicó que se acabó el tiempo de esperar y urge implementar finalmente una política fiscal prudente que limite el comportamiento del gobierno para que, cuando la economía se enfríe, tenga capacidad de contribuir en la actividad. “Uruguay necesita una regla fiscal para tener una buena conducta en esta materia”, cerró.

Cabe destacar que para el discurso de cierre del líder del sector Todos,se hicieron presentes el Dr.Sergio Abreu y el Prof Carlos Julio Pereyra.

 

Con viento en la camiseta.

No lo voto porque soy francés, pero soy admirador suyo”, le dijo un hombre a Luis Lacalle Pou quien ayer, con porte de candidato y las encuestas de opinión pública a favor, se sentía cómodo en la exposición del Prado, una zona de público amigo para los blancos.

Fue allí para reunirse con la cúpula de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) que tradicionalmente recibe en su sede a la dirigencia política.

El francés se llama Pierre Venzal y está en Uruguay desde 1973 cuando vino con la ilusión de ser domador, tarea que hace en Los Cerrillos.

Mientras hablaban de caballos, una joven se acercó. “Lo saludo ahora porque cuando sea presidente no va a ser tan fácil”, le dijo emocionada. “Si es así recordamelo”, le respondió Lacalle Pou al darle un beso.

Temprano se cruzó en la Rural con su padre, el expresidente Luis Lacalle Herrera, y con el líder colorado, Pedro Bordaberry.

A la Asociación Rural, fue acompañado del senador Álvaro Delgado, el diputado Armando Castaingdebat, cuatro intendentes: José Luis Falero de San José, el de Flores Fernando Echeverría, Carlos Enciso de Florida y Carmelo Vidalín de Durazno.

También fue con la economista Azucena Arbeleche y asesores, entre ellos, Rodrigo Herrero, el representante de la oposición en el Instituto Nacional de Colonización. Herrero fue presidente de la Federación Rural.
.
En la Asociación hablaron de los aranceles que se pagan por las exportaciones (más de US$ 600 millones), el desempleo, mercados, los problemas de infraestructura del país y costos de la producción, que consideran altos en relación a los competidores.

“Le meten la mano a los contribuyentes”, opinó luego el senador.

Fotos

Lacalle Pou continuó caminando y lo abordó un productor que trabaja un tambo de 120 hectáreas en tierras de colonización. “¿Qué pasa con los colonos?”, preguntó el hombre, “¿tendremos que vender e irnos?”, insistió al mostrar su preocupación. No encontró una respuesta. Los tamberos reclaman que se les pague un poco más por la leche.

El líder del sector Todos hacia Adelante casi no podía avanzar. Lo paraban para estrecharle la mano, le pedían para sacarse fotos, él tomó algunas selfies, le pidieron que levante niños y que entre a comercios a saludar. A todos les sonrió.

Pasado el mediodía llegó al local de la firma José A. Valdez, que está cumpliendo 100 años en los negocios rurales. Se sentó a comer con los dirigentes, opinó que la reunión con la ARU fue buena, pidió un jugo de naranja y una picada para compartir.

El rematador Abayubá Váldez dijo a El Observador que “el campo se está endeudando” y “se perdió renta agropecuaria en la soja y el arroz”. Igual espera que el sector se recupere, porque siempre salió de situaciones complicadas.

Músicos.

Las emisoras de Cori celebraron ayer su cumpleaños 50 en el Prado y por allí pasó Lacalle Pou.

Se encontró con el duo Larbanois – Carrero que lo estaban entrevistando en radio MonteCarlo. “Soy tu hincha número uno, le dijo a Larbanois y se abrazaron. “¿Escuchaste el último disco?”. No, respondió Lacalle Pou. “Te lo voy a mandar, te va a gustar”…”No, no, yo lo compro, hay que apoyar a la industria nacional” dijo el líder blanco.

Siguió y se cruzó con el cantante Jorge Nasser.

Lacalle Pou le contó con detalles que hace tiempo lo fue a ver al Teatro de Verano cuando era la voz de Niquel. Hablaron de la versión de Nasser de “Milonga de Pelo Largo”, que es la que más le gusta al senador.

En el camino vio al intendente de Artigas, Pablo Caram y se saludaron. Después entró a un galpón con ovejas, habló con empleados, fue a donde estaban los caballos y visitó el Museo de Anatomía de la Facultad de Veterinaria.

Una joven le pidió que fuera al stand del MIDES y le dijo que sí.

Delgado, Enciso y Castaingdebat seguían con él.

“Vengo a decir lo que puedo hacer ahora, no lo que haría en tres años”, comentó Lacalle Pou a El Observador.

Desde el oficialismo afirman que la oposición está en campaña, en particular el Partido Nacional.
“Nosotros hacemos propuestas y no las tienen en cuenta, matan al mensajero. Quedan tres años y con las herramientas que tengo debo hacer lo posible para dar una mano”. “Hoy vine a la Rural donde está caminando el Uruguay”, comentó.

A la prensa del interior le dijo que “el ajuste fiscal y aumentar el tope para endeudarse va a contramano de lo que se necesita”.

Un matrimonio con un bebé le pidió para sacarse una foto. “Ella es de los tuyos, yo no”, le aclaró el joven. “Bueno –le dijo Lacalle Pou– capaz que en la segunda vuelta, me votás”.

Recordó que había prometido ir al local del MIDES y para allá enfiló. No entró, se quedó en la puerta, lo abrazó una señora que vende los tejidos que fabrica en un telar.

Le pidieron más fotos y aceptó.

“Para el campo hay que tomar decisiones, es un ámbito donde se es tomador de precios y se pagan aranceles. Y en lo interno se pagan tributos y las ineficiencias”, comentó a periodistas de programas especializados en ese rubro.

“Al gobierno se le terminó el viento de cola y ahora espera que mejoren los precios”, acotó a El Observador.

“Vamos arriba presi”, le gritó el vendedor de algodón de azúcar. Lacalle Pou lo saludó de lejos levantando la mano y con una sonrisa. Así el líder blanco dejó la Rural a la que volverá en 2017 cuando falten dos años para las elecciones.

Socio de Boston River

Temprano en la mañana, Radio Rural entrevistaba ayer en sus estudios al senador Pedro Bordaberry cuando llegó Luis Lacalle Pou.

El senador blanco entró y sorprendió a los periodistas y al líder colorado. “Llegó la competencia”, dijo Bordaberry. “Competencia no”, le dijo Lacalle Pou.

El colorado que ya se iba pidió para hacerle la primera pregunta. ¿Es cierto que sos hincha de Boston River?. Si, respondió Lacallle Pou.

El líder blanco contó luego a El Observador que es el socio 167 de Boston River y también es socio uno de sus hijos.

 

Fuente: El Observador

Senador Luis Lacalle Pou: Rendición de Cuentas generará recesión

La aprobación de la rendición de cuentas generará “más recesión”, dijo en Inicio de Jornada el senador nacionalista Luis Lacalle Pou. El legislador también recordó que se levantará el tope de deuda y se le meterá la mano en el bolsillo a futuras generaciones.

Están lejanos los 12 mil millones de dólares para infraestructuras que prometió el gobierno, sostuvo LacallePou. Añadió que en el tema infraestructura, el gobierno le pasó la pelota a los privados.

El líder de Todos propuso cambiar el sistema de seguridad social para que los jubilados sigan trabajando y aportando.

En cuanto al tema de los “cincuentones”, consideró que la solución pasa esencialmente por lo económico.

Audio

Fuente: Carve 850AM

“Destapar” el aparato político del gobierno.

El senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou sostuvo que el gobierno deberá decidir si apoya a los sectores más desposeídos o mantiene su aparato político.

“Ahora la frazada quedó corta. Hay que elegir en qué lugar se destapa. Yo prefiero que se destape al aparato político que a la gente, que ya necesidades tiene”, dijo Lacalle a El País en el marco de una recorrida por asentamientos de Maldonado.

“Los recortes o los esfuerzos tienen que empezar por el aparato de gobierno. Por el aparato político que es enorme en estos años”, expresó.

“¿La gente vive para el Estado o el Estado vive para la gente? Esta es la gran pregunta. El gobierno, a veces, contesta de la primera manera. Yo contesto de la segunda. El Estado tiene que ser necesariamente para la gente. Si no cumple con los fines esenciales para los que fue creado carece de sentido. El Estado se tiene que dimensionar y redimensionarse de acuerdo a las circunstancias”, agregó.

Lacalle Pou recordó que en su programa de gobierno proponía destinar US$ 180 millones en el plan Asentamiento Cero.

“Precisamos de dónde íbamos a sacar el dinero. El dinero está en la gestión de las empresas públicas, está en las compras estatales, en los servicios no personales, está en la compra de insumos. Está en la publicidad estatal, en los cargos políticos. Está en renovar o no las vacantes que se generan al año, en los contratos del Estado”, planteó el senador.

Inercia.

Lacalle Pou acusó al gobierno del Frente Amplio de estar “en una inercia esperando a ver qué pasa con el mundo”.

Agregó que el ministro de Economía, Danilo Astori, no le merece “ningún tipo de confianza”.

“Mintió para llegar. Mintió después que llegó. Sucede que la realidad no se puede tapar”, sostuvo.

A juicio de Lacalle Pou la mejora de la economía del país solo puede darse si “ligamos con el mundo, con Argentina, con China o con Estados Unidos. No por acción de gobierno. La única acción del gobierno es meterle la mano en el bolsillo de la gente”, expresó.

Las afirmaciones del líder nacionalista fueron formuladas durante una gira que realizó a las principales localidades del departamento de Maldonado.

Lacalle, acompañado por dirigentes nacionales y locales, fue recibido por el intendente Enrique Antía. También por el jefe de Policía, Erode Ruiz.

También con representantes de gremiales empresariales. A media tarde recorrió el asentamiento Los Eucaliptus donde recibió planteos de los vecinos del lugar.

Fuente: El País

Foto: D. Borrelli

Senador Luis Lacalle Pou: “¡Vamos presidente! Hay mucho por hacer todavía”

“¡Vamos Presidente! Todavía hay tiempo…”, fue el mensaje que el senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou le envió ayer a Tabaré Vázquez en su audición radial, y le reclamó cambios que lleven a mejorar el nivel de la educación.

Lacalle Pou hizo referencia a las declaraciones del presidente Vázquez en el último Consejo de Ministros en Fray Bentos, donde criticó a los políticos que “atacan” a la educación pública.

El senador blanco dijo que lo de Vázquez fue una “arenga política”, “escudándose” en los escolares y docentes que lo escuchaban.

“Hace muchos años que el nivel de la educación pública viene en franca decadencia, hace muchos años que miles de padres hacen un esfuerzo mes a mes por mandar a sus hijos a la educación privada, hace muchos años ya que el sistema educativo se sostiene gracias al esfuerzo de centenas de docentes y de personal no docente que conjuntamente con la dirección hacen un esfuerzo sobrehumano por tratar de mejorar la educación”, sostuvo Lacalle Pou.

Agregó que los problemas en la educación no son por falta de recursos durante las administración del Frente Amplio, sino por mala gestión.

En ese sentido, señaló la ley de educación del primer gobierno de Vázquez, el “pase social”, la declaratoria de esencialidad en la educación pública durante el conflicto en 2015, y “sacar” a la oposición de los organismos de educación.

 “Allí hay algunas medidas que lejos están de democratizar, de mejorar, de hacer que todos se encarguen y tengan incidencia en las políticas sobre la educación pública de nuestro país”, indicó.

También marcó que algunos de los funcionarios que iban a “cambiar el ADN de la educación”, en referencia al exsubsecretario Fernando Filgueira y el director de Educación Juan Pedro Mir, “duraron muy poco en sus cargos porque no aguantaron seguramente la presión, o porque de alguna manera no se les prestó la atención debida a las medidas y a la acción que debían llevar adelante para mejorar la educación”.

“El presidente de la República, creo que a esta altura lo que está haciendo es poner excusas y poner excusas de un fracaso, poner excusas sobre una frustración. Y debería de darse cuenta en este tema como en tantos otros que le quedan tres años de gobierno. ¡Vamos Presidente! Hay mucho para hacer”, sostuvo Lacalle Pou.

Y recordó que el Partido Nacional presentó en la campaña electoral 50 medidas para mejorar la educación.

Fuente: El País

Ministerio del Interior busca “esconder” información. Senador Luis Lacalle Pou planteó que no responde los pedidos de informe.

El senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou dijo que tiene la impresión de que el Ministerio del Interior pretender “esconder” información “porque sabe que lo que está haciendo está mal”.

Lacalle Pou hizo este planteo durante una exposición escrita en la que se queja de las demoras de los ministerios para responder los pedidos de informes de los legisladores.

El planteo vino a partir de un pedido de informe que el senador presentó el 15 de marzo pasado al Ministerio del Interior sobre la compra directa de equipamiento policial a la empresa china Xinxing Import & Corporation. El Ministerio del Interior respondió solo 11 de las 23 presuntas que le envió Lacalle Pou.

“La información es transparencia y la transparencia en la función pública es otro de los pilares sobre los que se sostiene un Estado de Derecho y su cumplimiento no pasa solo con brindar la información requerida, sino también en brindarla de forma clara, precisa y en tiempo”, sostuvo el senador del Partido Nacional.

Lacalle Pou pidió que su exposición fuera enviada al presidente Tabaré Vázquez, a los ministros y a los directores de los entes autónomos y servicios descentralizados.

Los organismos públicos tiene por ley un plazo de 45 días hábiles para responder los pedidos de informe de los legisladores, con posibilidad de una prórroga de otros 30 días. Sin embargo, para los organismos o jerarcas que no responden, la ley no prevé ninguna sanción.

 “Lo cierto es que un 40% de los pedidos de informe no son contestados en tiempo. En algunos casos las demoras superan el año de espera y en otros casos las respuestas nunca llegan. Particularmente, en un periodo de dos años, me vi obligado a reiterar 24 pedidos de informe”, sostuvo Lacalle Pou.

“El otro problema es que los pedidos que sí son contestados en tiempo, no lo son en su forma, contienen respuestas de mala calidad, ambiguas, inconclusas y pocas veces se adjunta la documentación requerida”, agregó.

Más adelante, Lacalle Pou cuestionó la actitud del Ministerio del Interior en este caso: “Por momentos da la impresión que lo que se busca es esconder la información y cuando uno esconde, lo hace porque sabe que lo que está haciendo está mal, y en el caso de las compras a China hay algo que no cierra”, afirmó.

 

Fuente: El País

Exposición escrita del senador Luis Lacalle Pou a los Sres. Ministros/as del Poder Ejecutivo y Directores de Entes Autónomos y Organismos Descentralizados

Señor Presidente de la Cámara de Senadores

Raúl Sendic

Presente.

De acuerdo a las facultades que me confiere el Art. 172 del Reglamento de la Cámara de Senadores, solicito tenga a bien cursar la siguiente exposición escrita con destino al Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, a los Sres. Ministros/as del Poder Ejecutivo y Directores de Entes Autónomos y Organismos Descentralizados.

EXPOSICIÓN ESCRITA

Viene bien recordar que el artículo 118 de nuestra Constitución dispone que “Todo Legislador puede pedir a los Ministros de Estado, a la Suprema Corte de Justicia, a la Corte Electoral, al Tribunal de lo Contencioso – Administrativo y al Tribunal de Cuentas, los datos e informes que estime necesarios para llenar su cometido (…) Si éste no facilitare los informes dentro del plazo que fijará la ley, el Legislador podrá solicitarlos por intermedio de la Cámara a que pertenezca… ”

Por su parte, la Ley 17.673 de 21 de julio de 2003, reglamentaria del artículo 118, establece un “…plazo de cuarenta y cinco días hábiles para remitir los datos e informes solicitados por los legisladores…”

Si por razones de complejidad no fuere posible cumplir con el plazo, el organismo requerido puede elaborar un informe circunstanciado sobre las causas del impedimento y disponer de un nuevo plazo de treinta días. Una vez vencido este nuevo plazo y en caso de que el organismo requerido no haya contestado el pedido de informes, la Cámara a la que pertenezca el legislador podrá hacer suyo el pedido y otorgar un nuevo plazo de treinta días hábiles.

Va de suyo que uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta una República es la separación de poderes, pero para garantizar un Estado de Derecho no alcanza solo con poderes separados, hace falta emplear un mecanismo de controles y contrapesos, con el propósito de impedir que un poder se convierta en supremo.

Estos controles y contrapesos no solo protegen al hombre de otros hombres, sino también al hombre de las arbitrariedades que pueda ejercer el propio Estado a través de alguno de sus poderes.

Los pedidos de informes, sabiamente consagrados en la Constitución, son una de las herramientas con las que cuenta el Poder Legislativo para controlar al Poder Ejecutivo.

Lamentablemente este mecanismo de control, aquí en Uruguay, se ha visto muy erosionado en los últimos años. No existen sanciones para los organismos o jerarcas que incumplen con los plazos y todos los intentos de legislar en ese sentido han naufragado.

Ante el incumplimiento de un organismo requerido, al legislador solo le queda ejercer las facultades establecidas en los artículos 119 (llamado a sala) y 121 (censura) de la Constitución, pero la realidad es que es poco probable realizar un llamado a sala por cada pedido de informe no contestado y una posible censura resulta improbable en un contexto de mayorías parlamentarias que bloquearía cualquier intento.

Lo cierto es que un 40% de los pedidos de informes no son contestados en tiempo. En algunos casos las demoras superan el año de espera y en otros casos las respuestas nunca llegan. Particularmente, en un periodo de dos años, me vi obligado a reiterar 24 pedidos de informes.

El otro problema es que los pedidos que sí son contestados en tiempo, no lo son en su forma, contienen respuestas de mala calidad, ambiguas, inconclusas y pocas veces se adjunta la documentación requerida.

Un ejemplo reciente: el 15 de marzo de 2016 realicé un pedido de informes al Ministerio del Interior por la compra Directa por Excepción (Nº 63/2015) para la adquisición de prendas de vestir a la empresa China Xinxing Import & Corporation.

El 12 de junio de 2016 realicé un nuevo pedido de informes al Ministerio del Interior como consecuencia de una nueva compra Directa por Excepción (Nº 04/2016) para la adquisición de equipamiento policial, a la misma empresa China Xinxing Import & Corporation.

En ambas oportunidades el Tribunal de Cuentas de la Republica (TCR) observó el gasto argumentando; entre otras cosas la falta de acreditación por parte del Ministerio de haber realizado los procedimientos competitivos y que los precios obtenidos hayan resultado inconvenientes. Sin perjuicio de las observaciones del TCR, el Ministerio resolvió reiterar el gasto.

La suma de ambos pedios de informes contenía (23) veintitrés preguntas y la solicitud de adjuntar documentación. Solo se contestaron (11) once. El resto de las preguntas no fueron contestadas o contienen respuestas incompletas, incluso en una de ellas se hace mención a información que se “adjunta” y que sin embargo no constaba en el expediente.

Por momentos da la impresión que lo que se busca es esconder la información y cuando uno esconde, lo hace porque sabe que lo que está haciendo está mal y en el caso de las compras a China hay algo que no cierra.

La primera compra (Nº 63/2015) se hizo en el marco del Acuerdo Intergubernamental entre el Gobierno de la República Oriental del Uruguay y el Gobierno de la República Popular de China y se realizó bajo el amparo del artículo 33, Literal C), numeral 17 del Decreto 150/012, de fecha 11 de mayo de 2012 (TOCAF), que dispone: “Las adquisiciones que se realicen en el marco de acuerdos intergubernamentales o con entidades estatales extranjeras que involucren un intercambio compensado con productos nacionales de exportación”.

Como el TCR cuestionó duramente la contratación, para la segunda compra (Nº 04/2016), el Ministerio cambió la estrategia y realizó la compra según lo que dispone el artículo 33, Literal C), numeral 8 del TOCAF: “Cuando las circunstancias exijan que la operación deba mantenerse en secreto”.  En esta oportunidad la línea argumental del Ministerio era no “afectar la seguridad pública”, aunque resulta llamativo que la compra de carpas y sobres de dormir pueda afectarla.

Pero lo más preocupante es que en momentos en que el país vive una desaceleración económica y el gobierno del Frente Amplio realiza ajustes fiscales, la industria nacional, uno de los sectores más afectados, no sea convocada para participar de un proceso competitivo para proveer de ropa a nuestra policía y que el Ministerio oculte dar información al respecto.

La información es transparencia y la transparencia en la función pública es otro de los pilares sobre los que se sostiene un Estado de Derecho y su cumplimiento no pasa solo con brindar la información requerida, sino también en brindarla de forma clara, precisa y en tiempo.

Sin otro particular, saluda a usted muy atentamente,

 

Luis Lacalle Pou

Senador